La portavoz de la Junta de Castilla y león y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos
La portavoz de la Junta de Castilla y león y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos / europa press
Publicidad

La portavoz de la Junta de Castilla y León y consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, reivindicó la necesidad de que el Gobierno de la nación cuente con un Ministerio de Agricultura y Ganadería para “luchar” y “defender” los intereses del sector primario tanto en España como en Bruselas. Dicho esto, la portavoz y consejera lamentó que cada vez que gobierna el PSOE en España “desaparece” el ministerio específico de agricultura por lo que ha demandado un departamento “comprometido” con el campo, con la agricultura, con la ganadería y con el regadío.

“Es un fundamental”, insistió Marcos quien reconoció asimismo que debe estar vinculado al cambio climático y al cuidado del medio ambiente para reiterar esa petición expresa de mantener todo lo relacionado con el sector primario en este caso.

Planificación

Además, aprovechó la inauguración del XXXVI Congreso Nacional de Riegos que se celebra en la Feria de Valladolid para reclamar al nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez que siga ejecutando y financiando toda la planificación prevista para modernización y planificación de regadíos desde el convencimiento de que esta política genera una mayor riqueza en el medio rural, fija población en los pueblos y favorece ahorro de agua y de otros productos en pro de una mayor eficiencia de la producciones.

“Que siga financiando y ejecutando como estaba previsto”, insistió Marcos, que recordó a este respecto que uno de los grandes proyectos de la Junta de Castilla y León en esta Legislatura es avanzar en la modernización y en la creación de nuevos regadíos a través de un Mapa de Infraestructuras Agrarias “absolutamente planificado” que contempla un presupuesto de 600 millones de euros para modernizar 40.000 hectáreas y actuar en otras 20.000 hectáreas nuevas.

Según recordó, la modernización de regadíos multiplica por tres el valor de cada hectárea. Marcos significó el “gran paso” que ha supuesto además la constitución en menos de dos años de 17 nuevas comunidades de regantes en ese horizonte de las 60.000 nuevas hectáreas que ha exigido con carácter previo la necesaria concentración parcelaria.