Mañueco pide “implicación total” y “compromiso” a su Gobierno

El nuevo presidente de la Junta quiere que el Ejecutivo regional sea “cercano a la gente”

143
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, con los consejeros. / Europa press
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pidió “implicación total” y “compromiso político y personal” a los diez consejeros de su Gobierno, a los que recordó que sus despachos “no tienen cuatro paredes”, sino que abarcan los 94.000 kilómetros cuadrados de la Comunidad y a “cada persona que habita en ellos”.

Mañueco reclamó esa implicación y compromiso “con esta tierra, con todas y cada una de las personas y con los miles y miles y miles de ciudadanos” que están fuera de sus fronteras, durante el acto de toma de posesión de los nuevos consejeros, celebrado este miércoles en el Colegio de la Asunción, sede de la Junta.

El nuevo presidente insistió en su deseo de que el nuevo Ejecutivo sea “cercano a la gente”, así como “de proximidad y pegado al territorio”. “Debemos tener el compromiso de escuchar, analizar, captar la energía e impulsar iniciativas en defensa de las personas”, señaló Mañueco, quien, en su discurso, no aludió que en esta legislatura habrá “momentos complicados”, por lo que ha pedido “unión” y estar “unos al lado de otros” para “ayudar”.

De este modo, Mañueco reiteró que el Ejecutivo que dirige debe estar “abierto al diálogo” y ser “leal y colaborador” con otras administraciones y con los ciudadanos que “no entienden ni de competencias ni de administraciones públicas”. “Comienzan nuevos tiempos y nuevos retos”, continuó el presidente quien centró en el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, el “simbolismo” de estos “nuevos retos” dentro de un gobierno “regenerador”.

Mañueco se refirió a este gobierno de coalición entre PP y Cs para defender que se trata de un Ejecutivo “cohesionado” y de “transformación” que se centrará en trabajar por el futuro de la Comunidad y su desarrollo económico y social. Así, garantizó que preside un Gobierno con “ilusión y humildad” y “consciente” de su “gran responsabilidad” y la de todos sus miembros que afrontan este reto con “ilusión, fuerza, ganas, humildad y responsabilidad”.

En su intervención, aprovechó para agradecer la labor del expresidente de la Junta Juan Vicente Herrera de quien destacó su “dedicación” y trabajo “por las personas vivan donde vivan”, un reconocimiento que hizo extensivo a todos los consejeros de la IX legislatura a quienes reconoció haber dejado una Comunidad “mejor”.

Asimismo, Mañueco citó en su intervención las que serán las líneas básicas de su gobierno que se centrará en la construcción de un entorno “atractivo” para las empresas, asegurar el mantenimiento de los servicios públicos y un ejecutivo “más moderno, transparente y proactivo” que genere oportunidades para que los jóvenes “no se vayan” y los que se han ido “quieran volver”.

Avanzar en desarrollo rural para fijar población e impulsar el aprovechamiento de recursos son otros de los fines marcados por el presidente que ha defendido el autonomismo útil y “leal” que contribuya al desarrollo de España y de la UE. Tampoco olvidó referirse a la contribución de Castilla y León en la historia y la cultura del país para mirar al futuro y defender un trabajo de “esperanza” y para “prosperar” con el fin de ganarse la confianza de los ciudadanos con la apertura de “nuevos caminos”.

Ningún veto

El vicepresidente de la Junta y consejero de Transparencia, Francisco Igea, rechazó que en la negociación de las personas que ocupan las diez carteras del Gobierno regional haya habido “vetos o bloqueos”, al tiempo que admitió que, como en toda negociación, hubo “renuncias” para lograr conformar un Ejecutivo que trae “mejoras y reformas” a Castilla y León.

Igea pronunció estas palabras tras jurar su cargo como vicepresidente y consejero, funciones a las que se suma la de portavoz del Gobierno. Tras el acto, destacó que se conformó un equipo de “gente muy preparadas y entregada a su trabajo”, por lo que consideró que la Comunidad vive “un gran día”.

“Estamos muy orgullosos de la formación de este Gobierno, lo único importante ahora son los ciudadanos de Castilla y León que tienen que ver cómo sus condiciones de vida mejoran y progresan gracias a la acción de este gobierno”, destacó Igea, quien aseguró que afronta esta nueva etapa con “ilusión y fuerza” en un Ejecutivo que «no es del PP ni de Ciudadanos sino del los ciudadanos de Castilla y León, es un gobierno único, con un único presidente, un único portavoz y una única política”, aseveró.

Igea se refirió a las informaciones que apuntaron a posibles “vetos” en las figuras del consejero de Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el de Agricultura, Ganadería y Medio Rural, Jesús Julio Carnero, para insistir en que esta tierra “no admite bloqueos” y defender que en este caso atendió a las demandas de los ciudadanos que pidieron “cerrar acuerdos y conformar un Gobierno”.