El candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco.
El candidato a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. / Europa press
Publicidad

El candidato a la presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se propone “consolidar” lo realizado por la Junta en materia de servicios sociales teniendo en cuenta que es “un modelo de éxito” que quiere “exportar”. “Vengo a consolidar lo realizado”, dijo en un foro de Familia e Igualdad de Oportunidades organizado del Partido Popular, ya que “lo que funciona bien, no hay que cambiarlo”, sino que hay que “mejorarlo desde el diálogo y el trabajo conjunto con asociaciones, instituciones y personas de manera individual o colectiva”.

Ante la candidata al Congreso por Ávila, Alicia García, que durante los últimos cuatro años ha sido consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, y ante el consejero de Empleo y ahora también titular de este departamento, Carlos Fernández Carriedo, Alfonso Fernández Mañueco manifestó su propósito de exportar el modelo de Castilla y León en este sector. “Es nuestra contribución a la España de las autonomías” y “la demostración de que el sistema autonómico funciona bien”, señaló el candidato.

Las respuestas

Fernández Mañueco dijo que además de “escuchar”, su intención es la de “dialogar y dar respuesta” a las necesidades, y señaló que quiere “llegar a más personas para garantizar una verdadera igualdad de oportunidades”, aclararon.

Para ello planteó la necesidad de trabajar con “más agilidad y plazos más cortos, respondiendo de forma más rápida y ágil”, a la vez manifestó su propósito de aumentar el número de trabajadores en los servicios sociales.

Fernández Mañueco detalló los “retos” que se plantea en este ámbito, entre ella la conciliación y un “nuevo sistema de protección social con nuevos derechos, dirigidos a los perfiles más vulnerables”, con especial atención al mundo rural.

En el caso de la dependencia quiere “avanzar más” ante la demanda existente, dado que en los próximos cuatro años serán 80.000 personas hasta llegar a las 180.000 personas.
Según el candidato, “es un privilegio envejecer en Castilla y León por la calidad de los servicios sanitarios y servicios sociales que tenemos”, ya que la Comunidad autónoma se encuentra entra las más avanzadas.