Mañueco asume “un gran legado” con un “proyecto renovado”

El líder del PP se compromete a recuperar la jornada de 35 horas para empleados públicos

25
El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (2d). / Europa press
Publicidad

El candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pidió el voto esta medianoche en la tradicional pegada de carteles tras reconocer que asume “un gran legado” de los últimos gobiernos populares de Juan Vicente Herrera, pero se presentó con un “proyecto renovado” y un “gran equipo” para evitar que la Comunidad “se pare”.

“No la podemos parar”, advirtió Mañueco, quien tras un primer acto de inicio de campaña en Salamanca, acompañó en Valladolid a los candidatos de su partido al Ayuntamiento de la capital y a las Cortes de Castilla y León por la provincia.

El aspirante del PP para presidir la Junta defendió que la Comunidad se transformó en los últimos años “como nunca antes” y presumió de la “experiencia y confianza” con la que afrontan las elecciones municipales, autonómicas y europeas del próximo día 26, para los que ha reclamado a los suyos “ahora más que nunca” un “esfuerzo” para “demostrar que sí” son “capaces” recorriendo “puerta a puerta” y apelando “vecino a vecino”.

“Nos jugamos el futuro de Castilla y León, necesitamos certidumbre, estabilidad y fiabilidad para seguir creciendo”, subrayó Mañueco sobre un atril ubicado junto a la caseta electoral del PP ubicada en la vallisoletana calle de Santiago.

Mañueco se comprometió a recuperar la jornada laboral de 35 horas semanales para los empleados de la Administración regional entre sus primeras medidas si llega al Gobierno de la Comunidad.

Así lo destacó durante la presentación este viernes de su programa electoral, al que se ha referido como Programa de Gobierno, puesto que lo definió como una “hoja de ruta” para los próximos cuatro años si obtiene la confianza de los castellanoleoneses.

Dicho programa comprende 1.000 medidas con la “innovación, modernidad y eficacia» como «señas de identidad”, organizado en torno al empleo, los servicios públicos y el medio rural.

Precisamente dentro del segundo bloque, bajo el epígrafe ‘Servicios de calidad para todos en el mundo urbano y rural’, se incluye la recuperación de las 35 horas para los empleados públicos, una medida que espera negociar con los sindicatos “para todo el personal de la Administración regional”, tanto docentes, como profesionales sanitarios, personal estatutario, funcionario y laboral, así como trabajar para “recuperar la totalidad de los derechos sociales” de este colectivo que se vio afectada durante una crisis provocada, a su juicio, por la “nefasta” gestión del Gobierno de Zapatero.