Los transportistas solo sufrirán la mitad del recargo de 4,8 céntimos sobre el litro de carburante

La recaudación estimada por este tributo autonómico, que gravará a partir de 1 de marzo la venta minorista de hidrocarburos, se reducirá así en 20 millones y se situará en los 120

1

La Junta devolverá a través de la declaración de impuestos la mitad del ‘céntimo sanitario’ a los transportistas que reposten en Castilla y León. Por tanto, aplicará un tipo de 2,4 céntimos por litro de carburante a este sector por lo que la recaudación estimada por este tributo autonómico que grava la venta minorista de hidrocarburos se reducirá en 20 millones y se situará en los 120 millones. Además, el Ejecutivo constituirá una mesa «permanente» para abordar medidas adicionales de ayuda el sector.

Así lo explicaron ayer los consejeros de Hacienda y Fomento y Medio Ambiente, Pilar del Olmo y Antonio Silván, quienes mantuvieron una reunión con responsables de Cetracal, Cyltra, Uniatrans y Fenadismer. En el encuentro, que se prolongó más de lo esperado, trasladaron la propuesta que defenderá el Grupo Popular a través de enmiendas al Proyecto de Ley de Medidas Tributarias, Administrativas y Financieros.

En ese sentido, Del Olmo indicó que los transportistas con vehículos de una masa máxima de 7.500 kilogramos, más de ocho viajeros y los taxistas se beneficiarán de una reducción del 50 por ciento en el ‘céntimo sanitario’, un tributo cedido a las comunidades autónomas y que tiene un carácter finalista para financiar la sanidad pública.

La consejera de Hacienda explicó que la Junta tiene la potestad para decidir si lo aplica y el tipo del gravamen, si bien señaló que la devolución está regulada en la Ley estatal de Hidrocarburos, que regula también los impuestos sobre los combustibles.

Asimismo, la responsable de las finanzas autonómicas indicó que la Agencia Tributaria devolverá trimestralmente la mitad de lo recaudado a los transportistas con el ‘céntimo sanitario’, que se aplicará en Castilla y León con el tipo máximo -4,8 céntimos por litro. Para ello, sostuvo que la Administración estatal cuenta con un sistema de tarjeta, que goza de «experiencia y práctica», que permite controlar los consumos de combustible en territorio de la Comunidad. Por tanto, con este modelo, «muy experimentado», la Junta procederá a la devolución del ‘céntimo sanitario’, como lo hace la Comunidad Valenciana.

También, la consejera de Hacienda precisó que se podrán beneficiar de esta devolución todos los transportistas considerados como «profesionales» en la legislación estatal que llenen sus depósitos en los territorios castellanos y leoneses, aunque tengan sus domicilios en otras comunidades o incluso en Portugal. Además, recordó que la Ley de Hidrocarburos establece máximos para la rebaja, que según señaló Del Olmo son de 50.000 litros por camión al año y 5.000 kilómetros para los taxistas.

En cuanto al «impacto» del ‘céntimo sanitario’, Del Olmo sostuvo que no existe una «evidencia» de que la aplicación este tributo en un territorio determinado reduzca el consumo de carburante. Señaló que en algunas ocasiones ha disminuido de forma «ligera» y en otras ha aumentado. Precisó que las ventas de carburante suelen depender más de la actividad económica y señaló que en el precio de los carburantes tiene poca incidencia el ‘céntimo sanitario’.

Por ello, tanto Del Olmo como Silván, rechazaron las críticas de sectores y organizaciones como las cámaras de Comercio e Industria, que calcularon unas pérdidas de unos 200 millones por la imposición de este tributo. La consejera de Hacienda avanzó que este tributo se va a «homogeneizar» en las distintas comunidades ya que incrementará en algunos casos y se impondrá en otros. Recordó que Castilla y León es la décima comunidad que lo establece.

No obstante, para apoyar el incremento de la «competitividad» de los transportistas de Castilla y León, ya que no se beneficiarán de la rebaja en exclusiva, la consejera de Hacienda indicó que la Junta ha propuesto la creación de un «observatorio» para «compensar» la subida del precio de los carburantes con medidas liberalizadoras y normativas que permitan al sector autonómico ganar competitividad, frente a sus competidores.

Al respecto, el titular de Fomento destacó la «sensibilidad» de la Junta que, además de devolver la mitad del ‘céntimo sanitario’, trabajará con el sector en un «paquete de medidas» en una mesa de «diálogo» e «intercambio de opiniones» para buscar nuevas medidas que compensen o minimicen el efecto de este tributo.

Por ello, Antonio Silván sentenció que el Ejecutivo regional ha alcanzado un ·punto de encuentro» con el sector en un encuentro que calificó de «constructivo» y que se desarrolló en un «tono totalmente positivo».