Publicidad

El pasado domingo, la ciudad de Segovia eligió seguir confiando en el Partido Socialista para que éste siga gobernando durante los próximos cuatro años. De esta forma, y en lo que a materia deportiva se refiere, la Concejalía que volverá a tener a Marian Rueda como referente podrá continuar con el trabajo, que no faltará sobre todo en materia de infraestructuras deportivas.

El principal reto que aparece en el horizonte es el que durante los cuatro años anteriores no ha podido llevarse a cabo, como es el del módulo cubierto de atletismo. Aunque no faltan voces dentro del atletismo segoviano que abogan por la sustitución del tartán de las pistas antes que por la construcción del módulo, es este segundo el que centra el interés del Instituto Municipal de Deportes, que presumiblemente tendrá algo más sencillo el poder encontrar apoyos fuera de Segovia, ya que antes de las elecciones hubo reuniones con el Consejo Superior de Deportes, y es de esperar que la Junta de Castilla y León, con el cambio de color político en el Gobierno gracias a la entrada de Ciudadanos, puede volver a mirar a la capital segoviana a la hora de las inversiones, que han tendido a cero en los últimos años, y apoyar este módulo cubierto, como ya ha hecho con otros en otras capitales de la Comunidad.

LAS REFORMAS

Siendo ese el principal reto de la Concejalía de Deportes de cara a los próximos cuatro años en lo que a infraestructuras se refiere, no son menores los de las reformas de las instalaciones deportivas que el IMD deberá acometer. Tras el cambio del parquet del Pedro Delgado, y de la hierba artificial del Mariano Chocolate, el campo de fútbol de Nueva Segovia aparece como el siguiente en la orden de prioridades, aunque sin olvidar que prácticamente todos los pabellones deportivos de la ciudad necesitan de una u otra reforma.

Y no se puede olvidar en ningún caso el estado en el que se encuentra el campo de La Albuera. Con un césped que no se ha cambiado desde que se plantó hace casi cuatro décadas, el estadio de fútbol también necesita de remodelaciones, sobre todo en la zona de la tribuna, pero el coste de las reparaciones hace pensar en la posibilidad que se planteó hace ya varios años de tirar la tribuna, y hace otra. Barato no sería.

UN VIEJO SUEÑO

Además, no se puede olvidar la antigua aspiración de la Concejalía de recuperar la Casa del Deporte. Después de varios intentos infructuosos, Marian Rueda confía en que en los próximos cuatro años se pueda conseguir trasladar el Instituto Municipal de Deportes a un edificio que a su vez pueda albergar a las diferentes federaciones deportivas de la ciudad.

NUEVOS DEPORTES

Aunque no se puede olvidar que las instalaciones deportivas de Segovia se encuentran a pleno rendimiento, y que la construcción de un nuevo polideportivo comienza a aparecer como necesario, el IMD maneja las opciones más funcionales de las pistas polideportivas adaptadas a los deportes de ruedas, y a las nuevas especialidades urbanas, que han aparecido con fuerza en la ciudad en los últimos años. Retos no le faltan a la Concejalia de Deportes de cara a los próximos cuatro años, en los que de nuevo habrá que hacer encaje de bolillos con el dinero.