El número de demandantes de empleo se reduce en torno a un tres y medio por ciento respecto a mayo.
El número de demandantes de empleo se reduce en torno a un tres y medio por ciento respecto a mayo. / e. P.
Publicidad

La comunidad autónoma de Castilla y León registró a lo largo del mes de mayo de 2018 un total de 23.364 solicitudes de prestaciones por desempleo, un 6,76 por ciento más que el mes anterior (21.883), según los datos facilitados desde el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Además, a lo largo del citado mes se tramitaron en la Comunidad castellanoleonesa un total de 23.602 altas correspondientes al concepto de prestación por desempleo, lo que representa un aumento del 11,49 por ciento (21.168 en abril).

De las 23.364 solicitudes por prestaciones por desempleo registradas en Castilla y León a lo largo del mes de mayo la mayor parte, 13.550, correspondieron a prestaciones contributivas, mientras que 8.478 se engloban en el concepto de subsidio, 1.176 pertenecen al concepto de renta activa de inserción y las 160 restantes corresponden a programas de activación de empleo.

El plazo medio de reconocimiento de las prestaciones por desempleo en el mes de mayo de 2018 en Castilla y León fue de 0,61 días, inferior al registrado en el resto de España (1,18 días).

Beneficiarios

Por su parte, la mayor parte de las 23.602 altas de prestaciones presentadas en el mes de mayo en Castilla y León correspondió también a prestaciones contributivas (13.362), seguidas de las altas correspondientes al concepto de subsidio (8.232), de las de renta activa de inserción (1.531) y de las altas para programas de activación (477).

Según los datos aportados por el Ministerio de Empleo, un total de 68.381 castellanoleoneses se benefició en mayo de 2018 de algún tipo de prestación por desempleo (30.208 una prestación contributiva, 29.502 un subsidio, 6.912 una renta activa de inserción y 1.759 un programa de activación de empleo) por un importe de 57,72 millones de euros y por una cuantía media de 802,1 euros mensuales (810,4 en España).

Por provincias, la mayor parte de los beneficiarios proceden de León con 13.647, seguidos de los de Valladolid (13.625), Salamanca (10.605), Burgos (9.469), Zamora (5.628), Ávila (5.506), Palencia (4.450), Segovia (3.571) y Soria (1.880).

De otra parte, el número de demandantes de empleo en la región en el mes de junio de 2018 fue de 187.814, un 3,48 por ciento menos que en el mes anterior (194.600), de los que25.275 eran ocupados, 12.727 tenían disponibilidad limitada, 141.643 eran parados registrados y 8.169 eran “otros no ocupados considerados parados por la EPA”.

Del mismo modo, los demandantes de empleo “no ocupados” (parados registrados y otros no ocupados) el pasado mes (149.812) cayeron un 9,51 por ciento (15.747 personas menos) respecto al mismo mes del año anterior mientras que en España descendieron un 6,08 por ciento.

Además, en términos mensuales, el número de demandantes de empleo “no ocupados” cayó un 5,18 por ciento (8.184 personas menos), frente a un descenso del 2,08 por ciento en el resto del país.