Las gasolineras de la frontera con Portugal hacen “el agosto”

La huelga de transporte de mercancías peligrosas del país luso aumenta la afluencia de clientes a las estaciones de Zamora y Salamanca ante el temor a un desabastecimiento

84
Un grupo de automóviles reposta en una gasolinera portuguesa días antes de iniciarse la huelga. / EFE
Publicidad

Estaciones de servicio de Castilla y León situadas en las principales rutas por carretera hacia Portugal y próximas a la raya fronteriza han notado una mayor incidencia de clientes y algunas han admitido que han hecho “el agosto” con la huelga de transporte de mercancías peligrosas del país luso.

Aunque la afluencia de clientes portugueses en las gasolineras de las provincias de Zamora y Salamanca próximas a Portugal siempre ha sido mayoritaria por los precios más baratos de los combustibles en España, el aviso de la huelga iniciada este lunes ha hecho que los repostajes se incrementaran ya durante el fin de semana.

Encargados de algunas de las estaciones de servicio de las dos vías principales de comunicación con Portugal por Castilla y León, la autovía A-62 en Salamanca y la carretera Nacional 122 en Zamora, han reconocido este aumento de clientes portugueses, que en algunos casos han llegado incluso con garrafas para abastecerse.

En la carretera N-122, una de las últimas gasolineras de paso es la de Fertol en Alcañices (Zamora), donde cifran en un 20% el incremento de las ventas por la incidencia de la huelga en Portugal.

El encargado de esta estación de servicio, José Carlos Carrión, explica que paran muchos vehículos que se dirigen a Portugal, incluso “aunque no tengan mucha necesidad” porque aún les queda medio depósito o más.

Aunque la huelga comenzó el lunes, esa mayor afluencia se notó desde el pasado viernes y ello ha hecho que en esta gasolinera hayan tenido que hacer algún pedido más de lo habitual de combustible y se haya tenido que reforzar la plantilla con gente que estaba de vacaciones, como es el caso del propio encargado.

En el otro paso fronterizo principal hacia Portugal, situado en Fuentes de Oñoro (Salamanca), también han notado la mayor afluencia, tal y como corrobora la trabajadora de la estación de servicio La Pedresina, Jacoba Vicente. “Los portugueses de la zona que sabían lo de la huelga han venido el fin de semana a repostar”, explica, para añadir que a inicios de esta semana también ha habido “mucho movimiento, pero no se si será por la huelga o porque se están marchando ya” los emigrantes portugueses en Francia que regresan a su país en vacaciones.

En la estación de Galp, también en Fuentes de Oñoro, indican además que la gente ha sido previsora y los días anteriores a la huelga llenaron los depósitos y llevaron garrafas de gasolina, por lo que entonces se notó más la incidencia de la huelga.