Las Cortes designan a Ángel Ibáñez como presidente en segunda vuelta

Ocupará el cargo hasta la disolución del parlamento regional previsto para finales de marzo

51
El procurador del PP por Burgos Ángel Ibáñez durante su discurso. / Cortes cyl
Publicidad

El procurador del PP por Burgos Ángel Ibáñez fue elegido ayer con los votos a favor de su grupo y los votos en blanco o nulos del resto (PSOE, Podemos, Ciudadanos y Grupo Mixto) presidente de las Cortes de Castilla y León tras la dimisión de Silvia Clemente, un cargo que ocupará hasta la disolución del parlamento previsto para finales de marzo.

Ibáñez fue elegido presidente de las Cortes en una segunda vuelta al no contar con la mayoría absoluta de su grupo y en un Pleno que estuvo presidido en funciones por Ramiro Ruiz Medrano.

La elección se efectuó a través de papeletas que fueron depositadas en urna por 82 procuradores que, en una primera vuelta, votaron 41 a favor de Ángel Ibáñez y 41 en blanco o nulo.

Al no lograr esa mayoría absoluta de la Cámara se tuvo que repetir la votación por el mismo sistema secreto que, en esa ocasión, ha dado 41 votos a favor de Ibáñez y otros 41 blancos o nulos, suficientes en esta segunda vuelta para su nombramiento por mayoría simple.

Ángel Ibáñez Hernando, viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular desde septiembre de 2016, ha formado parte de la Diputación Permanente y a las Comisiones de Estatuto, Presidencia, Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio de la Comunidad de Castilla y León y de Reglamento.

Nació en Burgos en 1974, es licenciado en Ciencias Químicas por la Universidad de Burgos, y desde 2000 que aprobó la plaza, dirige la Unidad de Empleo de la Universidad de Burgos, encontrándose actualmente en excelencia. Tras doce años (2003-2015) en los que ocupó diferentes cargos en el PP y en el Ayuntamiento de Burgos dio el salto a la política regional en 2015.

El presidente del PP y candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, resaltó que el partido al que representa garantiza la “estabilidad institucional” tras la designación del burgalés Ángel Ibáñez como presidente de las Cortes en sustitución de Silvia Clemente tras su dimisión el pasado 21 de febrero.

Tras asistir a la toma de posesión de Ibáñez al frente del parlamento Fernández Mañueco insistió en la necesidad de trabajar para retomar la “normalizad institucional” y avanzar así en el “diálogo y el entendimiento” en los últimos meses de la presente legislatura.

“Nos sentimos especialmente cómodos y satisfechos desde el PP, somos un partido que mira al futuro desde su sólido pasado y queremos un futuro mejor para nuestros hijos”, defendió Mañueco, quien señaló que la “seña de identidad” el PP es la “gestión eficaz, cercana personas y leal”.