La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Alicia García.
La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Alicia García. / Europa Press
Publicidad

Las actividades de verano de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades de Castilla y León generarán una actividad económica de 1,2 millones de euros y beneficiarán a más de 5.000 jóvenes en Castilla y León, según anunció ayer la consejera Alicia García durante su visita a uno de los campamentos de Soria.

La programación juvenil de la Consejería para este verano tendrá especial impacto económico en el medio rural y permitirá la creación de 344 empleos directos en las 113 actividades diferentes.

La Junta reforzó la oferta, que se agrupa en tres programas: los campamentos de la Red Activa, con 75 campamentos que ofrecen 3.040 plazas; los campos de voluntariado, con 13 campos y una oferta de 486 plazas, y el programa de formación en arte e idiomas, con veintiún cursos de inglés con oferta de 1.298 plazas y cuatro cursos de arte con 290 plazas.
En todas las actividades se potencia el desarrollo de talleres de igualdad, contra la violencia de género y de prevención en consumo de alcohol y otras sustancias.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, visitó a los jóvenes que están participando en una de las actividades programadas para este verano por la Consejería, en concreto a los 48 jóvenes de entre quince y diecisiete años que disfrutan del campamento en la base náutica de la Cuerda del Pozo, en la provincia de Soria.
Alicia García indicó que este campamento “forma parte de la amplia y variada actividad de verano” que la Junta de Castilla y León programa y ofrece a los jóvenes para promover “un ocio activo, solidario y formativo”.

En este sentido, este verano de 2018, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ofrece un conjunto de actividades, entre campamentos de la Red Activa, campos de voluntariado y cursos de formación en arte e inglés.

Este año se ofertaron 75 campamentos con 3.040 plazas, lo que supone 311 plazas más que el pasado año, un 11 % más. De ellos, 43 campamentos son en Castilla y León, 29, en otras comunidades autónomas, dos en la ciudad autónoma de Melilla y uno en el extranjero, en la Selva Negra, Alemania. Paralelamente, otras comunidades ofertaron 530 plazas para que sus menores conozcan el patrimonio y la cultura de Castilla y León.