La región tiene un potencial alto para desarrollar electricidad con biomasa

Un estudio del Itacyl estima que comarcas de las provincias de León, Burgos, Valladolid y Zamora podrían producir el 8,5% del todo el consumo energético anual de Castilla y León

2

Varias comarcas de las provincias de León, Burgos, Valladolid y Zamora se encuentran entre las que mayor potencial tienen para la producción de biomasa en la Comunidad, según el ‘Estudio para la determinación del potencial de producción de energía a partir de biomasa en la comunidad de Castilla y León’, elaborado por el Instituto Tecnológico Agrario (Itacyl).

Este estudio ha tenido en cuenta distintos orígenes de residuos energéticos como el agrícola, el forestal y asociada a la industria de madera, de cultivos energéticos, de origen ganadera, urbana y de industrias agroalimentarias. En cada una de estas categorías se han establecido, según los análisis, las diez mejores comarcas o las que cuentan con las mejores condiciones para su explotación con este tipo de proyectos de biomasa. En concreto, la Comunidad dedica el 95% de su territorio a la actividad agrícola y forestal por lo que la disponibilidad de biomasa supera los 70 millones de toneladas anuales.

Así, del total de la biomasa anual potencialmente valorizable por fuentes de energía, la residual agrícola acapararía el 37,7% de la producción, mientras que la forestal supondría el 28,4%, la de cultivos energéticos el 16%, la ganadera, el 8,6% y la urbana el 7,9%

Con ellas se podrían producir más de 918.000 tep (unidad de medida para fijar las toneladas equivalentes de petróleo), lo que significaría el 8,5% de todo el consumo energético de Castilla y León. De ellas, 345.974 tep provendrían de biomasa residual agrícola; 260.518 de la forestal; 146.635 de cultivos energéticos; 14.355 de industrias agroalimentarias; 78.868 ganadera; y 72.141 urbana.

Por tipo de origen, el agrícola sitúa en los primeros lugares a la comarcas de El Páramo (León) en producción, con un total de 21.657 toneladas equivalentes a petróleo; Campos (Palencia), con 20.207; Sur de Valladolid (19.445); Esla-Campos, en León (16.262); Centro de Valladolid (15.975); y Duero Bajo, en Zamora (15.680).

Por su parte, la que cuenta con mayor aprovechamiento en residuos forestales es la comarca de la Ribera de Burgos, de donde se prodrían obtener 26.731 tep, seguida de la del Bierzo, con 17.577; la zona sur de Valladolid (16.078) y la del Bajo Duero, en Zamora (13.925). Asimismo, por fuente de cultivos energéticos la lista la encabeza la comarca Campos-Pan, de la provincia de Zamora, con una posible producción de 16.823 tep; seguida de Esla-Campos, en León, con 7.630 tep y La Ribera, en Burgos, con 7.055.

La comarca segoviana de Cuéllar es la que tiene las mejores condiciones para llevar a cabo proyectos de biomasa a través de fuentes de origen ganadero, con una estimación de 11.201 tep; seguida de la zona sureste de Valladolid (4.523); la zona del entorno de Segovia (2.930); y la de Arévalo-Madrigal, de Ávila (2.835).

Desde la fuente de origen de residuos urbanos, las comarcas con más potencialidades son el centro de Valladolid (11.744 tep); de Salamanca (6.286); Tierras de León (5.834) y Arlanzón, en Burgos (5.564).