La Junta y Bankia pactan acercar el crédito a empresas regionales

La entidad bancaria ofrecerá 600 millones de euros para mejorar la competitividad.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y el de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, firmaron ayer un protocolo de colaboración a través del que se pondrá a disposición del sector empresarial regional una línea de crédito de 600 millones de euros para mejorar la competitividad.

“Es el momento de trabajar todos juntos con entidades que apuestan por Castilla y León para estar dispuestos a generar riqueza”, insistió Herrera, quien al igual que Goirigolzarri, se mostró muy satisfecho por este nuevo acuerdo.

En este sentido, el presidente de Bankia aseguró que la entidad, que cuenta con una cuota de mercado del 10%, se esforzará para que el acuerdo “sea un éxito” y aseguró que en la Comunidad se trabaja “en la dirección correcta” con un incremento del 30% en las operaciones de crédito en el primer semestre del año con respecto al mismo trimestre del año anterior, frente a un aumento del 20% en el ámbito nacional.

Competitividad

El presidente de la Junta insistió en que con este acuerdo se “fortalece el compromiso” de Bankia con la Comunidad e informó de que esta nueva línea de crédito servirá para mejorar la competitividad, algo que, “junto a las reformas del Gobierno central”, permitirá consolidar los datos y estimaciones “esperanzadoras” que marcan un “tiempo frontera” entre la salida de la crisis y la recuperación.

Así, defendió que Castilla y León es una tierra “equilibrada y estable” generadora de ahorro neto y abogó por intensificar la relación con las nuevas entidades superiores.

Responsabilidad

Por su parte, el presidente de Bankia recordó que hay 375.000 ciudadanos de Castilla y León que confían en la entidad y 7.000 empresas, datos que llenan a la entidad de “orgullo y responsabilidad”. Además, reconoció que este acuerdo lleva a la “sana ambición” de convertir a la entidad en “referente” de estas formas de colaboración.

El convenio se enmarca en la línea de colaboración público privada que el Ejecutivo autonómico prioriza como fórmula de apoyo al tejido empresarial de la Comunidad. En él se pondrán a disposición de las empresas de Castilla y León un conjunto de líneas específicas de financiación por un importe inicial de 600 millones de euros.

Esta cantidad se dividirá en varios ejes. El primero será el apoyo a la implantación de las empresas regionales en el exterior, facilitando sus exportaciones e intercambios. El segundo será la financiación a los emprendedores y empresas de ámbito rural en condiciones preferentes, con la finalidad de superar las limitaciones de acceso a la financiación que tradicionalmente han tenido estos colectivos.

Autónomos

En tercer lugar se recogen unas líneas de financiación preferente de inversiones y necesidades de circulante para autónomos, microempresas y emprendedores, donde se establece un tipo de interés que, además, podrá ser bonificado mediante el programa ADE Financia.

Además, habrá una serie de condiciones preferentes para autónomos y empresas del sector comercio para la financiación de sus proyectos de inversión y necesidades de circulante y una amplia gama de productos denominados ‘Agro’, tanto para anticipar, en condiciones preferentes, el cobro de ayudas de incorporación de jóvenes al sector agrario y de modernización de explotaciones agrarias, como para financiar inversiones y necesidades de circulante del sector.

Finalmente, se impulsa el apoyo al empleo gracias a los acuerdos suscritos entre Bankia y Randstad Servicios y la Fundación Randstad, ofreciendo un servicio de orientación laboral, formación y búsqueda activa de empleo.

FuenteEuropa Press 
Compartir