La Junta prevé movilizar los 5.200 millones de 31.000 viviendas vacías

Herrera señala que están forjando con los agentes implicados las bases de un acuerdo que responda a las necesidades de las familias y de un sector muy «zurrado» por la actual crisis

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, aseguró ayer en Pedrosa de Duero (Burgos) que se están «forjando» las bases para lograr un acuerdo con promotores, constructoras, entidades financieras, sindicatos y con todos los agentes del sector de la construcción para «movilizar» los 5.200 millones de euros en términos de mercado que existen como consecuencia del parque de 31.000 viviendas construidas, vacías y no vendidas en Castilla y León.

Herrera, que presidió el acto oficial de entrega de las llaves de una promoción de 20 viviendas protegidas, subrayó que «ese gran capital y patrimonio está inmovilizado» pero, sobre todo, dijo, «no da las respuestas apetecidas». Además, resaltó que «continuar trabajando en esa línea es también una de nuestras grandes líneas anticrisis y una de nuestras grandes respuestas social para las familias que necesitan una vivienda y también económica para un sector especialmente zurrado por el momento de crisis».

Así señaló que, en la actualidad, el Gobierno regional estudia y está poniendo las bases para «un gran acuerdo que permita algo que demanda el sentido común». También, reconoció que de las 31.000 viviendas desocupadas «muchas de ellas no tienen las características de precio ni otras que la ley fija para vivienda de protección oficial».

El presidente de la Junta se refirió a la entrega de llaves como una «muestra clara del compromiso de la Junta por favorecer el asentamiento de población en el mundo rural, con el objetivo de que los ciudadanos decidan desarrollar su proyecto vital en los pueblos de la Comunidad en igualdad de oportunidades que los que residen en el medio urbano».

En este sentido, subrayó que facilitar el acceso a la vivienda, especialmente en el medio rural y a los castellanos y leoneses con mayores dificultades, va a continuar siendo un objetivo prioritario de la Junta y apuntó que en el periodo 2007-2011 se invertirán 800 millones de euros de los presupuestos regionales. En este sentido, un total de 153.952 familias de la Comunidad se beneficiaron de 2003 a 2008 de la política de vivienda desarrollada por el Gobierno regional.

Finalmente, el jefe del Ejecutivo autonómico se dirigió al consejero de Fomento, Antonio Silván, al que recordó: «Ayer -por el miércoles-, asumiste el reto de ser la medalla de oro en la gestión del Plan Estatal de Vivienda porque no nos podemos conformar».

FuenteICAL 
Compartir