La Junta presenta “el esqueleto” del futuro modelo territorial

La Mesa de Ordenación del Territorio ha estudiado el mapa de las unidades básicas de ordenación y servicios en el territorio se aprobará por decreto una vez que este en vigor la normativa, que se remitirá a las Cortes en diciembre.

0

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, presentó hoy el “esqueleto” del anteproyecto de ley de Ordenación, Servicios y Gobierno en el Territorio de la Comunidad de Castilla y León a los agentes políticos y sociales que están representados en la Mesa de Ordenación Territorial y que enviará a las Cortes a finales de año.

El objetivo de esta normativa es mejorar los servicios y hacer la “vida más cómoda y sencilla a los ciudadanos”, explicó el consejero de la Presidencia después de la reunión de este órgano de participación en el que se trabaja desde hace algo más de un año en el nuevo modelo territorial para Castilla y León. Así, otro de los objetivos es “quitar burocracia y ser más eficiente en la prestación de los servicios”, añadió el consejero.

El modelo territorial, superado el concepto de creación de distritos, se asienta en las mancomunidades de interés general, como asociación voluntaria de municipios, que podrán ser rurales o urbanas, formadas éstas por municipios de más de 20.000 habitantes y los alfoces. La idea es que las mancomunidades coincidan con las unidades básicas de ordenación y servicios en el territorio, remarcó el consejero.

El anteproyecto se compone de cuatro títulos, relativos a la ordenación del territorio, los servicios autonómicos en el territorio, el gobierno y la administración local en el territorio y las relaciones interadministrativas entre la comunidad autónoma y las entidades locales. Además, recogerá las disposiciones adicionales, donde figuran apartados relativos a la Comarca de El Bierzo y el Condado de Treviño, así como las competencias impropias y la permanencia de mancomunidades singulares.

De Santiago-Juárez explicó que el mapa de unidades básicas de ordenación y servicios en el territorio estará elaborado dos o tres meses después de la aprobación de la ley en las Cortes y se someterá a información pública durante 20 o 30 días para aprobarse después por decreto, para que en caso de una modificación sea más fácil y no haya que revisar la ley.

Una de las novedades de la futura ley es la financiación de las corporaciones locales, que se recoge en la disposición final, donde se señala el plazo de tres meses desde la entrada en vigor de la normativa para aprobar con rango de ley, de acuerdo con la ley Reguladora de Bases de Régimen Local, la participación en los ingresos de la Comunidad.

Además del anteproyecto de la ley de Ordenación, Servicios y Gobierno en el Territorio, el consejero informó a los representante de la Mesa de Ordenación –partidos políticos, sindicatos, patronal, organizaciones agrarias y Federación de Municipios y Provincias- de las alegaciones recibidas y del acuerdo de mínimos firmado entre la Junta y el PSOE.