La Junta intensificará los controles de asistencia a los centros escolares de cara a la Gripe A

El viceconsejero de Educación Escolar confirma que, si no se fijan otros criterios, el curso escolar dará comienzo “según las fechas previstas”

2

Ante la amenaza de la Gripe A y ante la posibilidad de que puedan producirse brotes en los centros escolares, la Junta de Castilla y León comenzará a principios del próximo mes de septiembre una primera fase de información a los centros de toda la Comunidad, en los que se repartirán 475.000 dípticos con toda la información relativa a esta enfermedad.

Además se realizará un control exhaustivo y diario de la asistencia a las aulas por parte de los alumnos para estudiar la posibilidad de adoptar medidas adicionales en cada centro, y es que por el momento el inicio del curso escolar se hará “según las fechas previstas”, confirmó hoy el viceconsejero de Educación Escolar, Fernando Sánchez-Pascuala.

Desde finales del pasado mes de julio las Consejerías de Educación y Sanidad de la Junta de Castilla y León mantienen un contacto “permanente” en relación a los efectos de la Gripe A con el inicio del curso escolar, y ya se han alcanzado algunos acuerdos y decidido las actuaciones que habrá que llevar a cabo de manera conjunta, y entre ellas no se prevé el retraso del inicio del curso o el cierre de centros escolares porque inicialmente “no se recomienda el cierre de centros o que haya variaciones de calendarios”, según declaró el viceconsejero, por lo que el curso escolar comenzará “según las fechas previstas”.

En este sentido, Sánchez-Pascuala quiso transmitir a los padres un mensaje de “total tranquilidad” ante la amenaza de la Gripe A. Sin embargo, una de las medidas que adoptará este año la Consejería de Educación será un control diario y “en tiempo real” de asistencia de los alumnos a las aulas, un control que ya se realizaba por parte de los centros escolares pero del que no se daba cuenta con esa precisión a la Consejería. El objetivo es conocer el porcentaje diario de alumnos ausentes para estudiar los posibles incrementar y analizar si resulta necesaria alguna actuación concreta.

El próximo día uno de septiembre se enviará a todos los centros educativos de Castilla y León una amplia documentación informativa destinada a los alumnos, a los padres y a los propios profesores sobre la información científica de la Gripe A, así como los principales consejos que deberán seguir todos los miembros de la comunidad educativa. En total se repartirán 475.000 dípticos en toda la Comunidad.

Además está previsto que los días 7, 8 y 9 del próximo mes de septiembre se mantengan reuniones entre los directores, acompañados por un profesor de cada centro escolar, con los directores provinciales de Educación, de Sanidad y con un profesional epidemiólogo para informar “más a fondo” de la enfermedad y de los protocolos fijados para actuar en esta materia.