La Junta da por concluido el brote que ha matado a un centenar de ciervos

María Jesús Pascual asegura que «todo apunta» a un proceso infeccioso provocado por las altas temperaturas y anuncia que es posible que este fin de semana haya resultados.

0

La viceconsejera de Desarrollo Rural de la Consejería de Agricultura y Ganadería, María Jesús Pascual, manifestó ayer que el brote que ha causado la muerte a más de un centenar de ciervos en la provincia de Zamora y León «prácticamente ha desaparecido», ya que no se han encontrado ejemplares muertos en la última semana. Asimismo, Pascual descartó que la enfermedad se pueda transmitir a los seres humanos.

«Tras las numerosas pruebas que hemos desarrollado en los últimos días, podemos confirmar que no se trata de zoonosis, por lo cual no es ninguna enfermedad que se pueda transmitir a los seres humanos. Todo apunta a un proceso infeccioso provocado por las altas temperaturas durante el mes de julio», afirmó además de apuntar que en la última semana no se ha registrado ninguna nueva muerte, por lo cual «parece que le brote está remitiendo y prácticamente ha desparecido». De todos modos, señaló que la enfermedad ha afectado a «un porcentaje discreto» de la población de ciervos de la Comunidad, que está entre los 6.000 y los 7.000 ejemplares.

Así aseguró que la Consejería de Agricultura y Ganadería, en coordinación con la Consejería de Medio Ambiente, trabajan «con distintos laboratorios de referencia a nivel nacional» especializados en técnicas para detectar los diferentes tipos de enfermedades».

«Las muestras remitidas a estos laboratorios nos han permitido descartar enfermedades como la lengua azul, la enfermedad hemorrágica del ciervo, carbunco bacteridiano, la fiebre catarral maligna, la brucelosis, la leucosis y la perineumonía. Estamos trabajando en la detección de otros procesos y este fin de semana podemos tener resultados», detalló.

Pascual lamentó que sólo hayan podido tomar siete muestras y realizar cinco necropsias debido al estado de descomposición de los cuerpos de los animales hallados. Asimismo, apuntó la posibilidad de que el proceso infeccioso esté relacionado con otro que se registró en 2007 en la provincia de Cádiz, cuando murieron 463 animales, todos ellos ciervos, en un proceso donde se diagnosticó la pasteurella como posible causa, todavía sin descartar en los casos aparecidos ahora.

Del mismo modo, descartan la implicación de un tóxico en el proceso, y desvinculan las muertes de ciervos con las trece cabezas de ganado vacuno que aparecieron muertas en cuatro explotaciones leonesas. «Los veterinarios que actuaron sobre los animales en primera instancia diagnosticaron carbunco sintomático y tras realizar las pertinentes vacunas a los animales no se han registrado más muertes», sentenció.

Reacciones.-

La Junta Consultiva de la Reserva Regional de Caza ‘Sierra de la Culebra’ se reunió ayer en Zamora y el delegado territorial aseguró que la Administración autonómica «asume su responsabilidad y está trabajando al máximo de sus posibilidades», informando de que una comisión se reúne todos los días para hacer un seguimiento.

Coag y UPA denunciaron que las cifras oficiales de la Junta reconocen en torno a un centenar de muertes de ciervos, sin embargo, según la información recabada de los vecinos de las zonas afectadas, el número de animales fallecidos puede ser muy superior, pudiendo llegar incluso a varios centenares los ejemplares afectados.

La Administración regional ha habilitado un teléfono gratuito, el 900 709 709, para ofrecer información a los ciudadanos. Asimismo, todas aquellas personas que encuentren un animal muerto tienen «la obligación» de avisar, para lo cual pueden utilizar de forma gratuita el número de información mencionado.