La Junta cumple el tope de déficit con un leve margen de 29 millones

Se sitúa en el 1,25% del PIB en el tercer trimestre del año, media décima por debajo del 1,3% de límite establecido por el Gobierno para 2011

La Comunidad dispone para el último trimestre del año de un leve margen de déficit cuantificado en 29 millones de euros, para cumplir con el límite máximo establecido por el Gobierno en el 1,3% del PIB regional para 2011. El déficit presupuestario no financiero de Castilla y León se situó al término del tercer trimestre en el 1,25% del PIB, con lo que la Comunidad cumplía a 30 de septiembre, con media décima de diferencia, con el límite marcado para las autonomías al cierre del año. Teniendo en cuenta que el PIB regional se sitúa en 58.751 millones de euros, la Junta solo podrá incurrir en los tres últimos meses del año en una desviación presupuestaria entre ingresos y gastos de 29 millones.

La vicepresidenta del Gobierno de Asuntos Económicos y ministra de Economía y Hacienda en funciones, Elena Salgado, situó ayer en Madrid en un 1,19% el déficit presupuestario del conjunto de autonomías en términos de PIB nacional. Salgado concretó que en los nueve primeros meses del año, los ingresos no financieros de las comunidades disminuyeron un 3%, mientras que los gastos no financieros presentaron un descenso del 2,81% respecto al mismo periodo de 2010. La ministra en funciones presentó los datos homogéneos de la ejecución presupuestaria de las comunidades hasta el tercer trimestre de este año para dar cumplimiento al acuerdo del 24 de noviembre en el Consejo de Política Fiscal y Financiera para «ofrecer una mayor transparencia en la información económica-financiera de las autonomías».

Los datos sitúan las obligaciones reconocidas por Castilla y León en el 63,9% de los créditos iniciales, 5,1 puntos por debajo de los niveles de 2010. Cabe destacar que el porcentaje de obligaciones reconocidas sobre créditos iniciales se situó en 37,3% para las inversiones reales, y en el 47,9 para las transferencias de capital, 44,9 y 3,1 puntos por debajo de las cifras de un año antes. El porcentaje para el gasto corriente alcanzó el 72,3%, con una desviación de apenas medio punto. Los pagos sobre obligaciones alcanzaron el 96,9%, 6,1 puntos por debajo de los niveles del año anterior.

Por comunidades, los datos de déficit arrojan un saldo negativo, salvo en el caso del País Vasco, que presentó un resultado positivo del 0,60%. Salgado destacó que la puesta en marcha de las medidas previstas en los planes de reequilibrio económico-financiero aprobados por el Consejo de Política Fiscal y Financiera del 27 de abril y 27 de julio «ha tenido un impacto sobre el resultado de las cuentas públicas de las comunidades en el tercer trimestre del año». De hecho, las cifras agregadas de ejecución presupuestaria del conjunto de las autonomías arrojan un superávit de 192,72 millones, el 0,02% del PIB. Es más, si se analiza únicamente el comportamiento presupuestario del tercer trimestre del año fueron diez las regiones que cerraron su balance trimestral con superávit en sus cuentas públicas.

Este resultado es fruto de una reducción de los gastos no financieros del 9,84% respecto al trimestre anterior, apoyado en una disminución del 4,68% del gasto corriente y del 47,22% en los gastos de capital. Respecto a las regiones que se han comportado peor que en el anterior trimestre, como la Comunidad Valenciana, Salgado aseguró que ese hecho provocará seguro una llamada de los responsables de Hacienda para averiguar qué ha sucedido y qué medidas se van a adoptar para reducirla.

Asimismo, destacó que las comunidades «han contenido su gasto y su déficit», aunque recordó que estos datos corresponden al periodo julio-septiembre, por lo que «hay que seguir haciendo esfuerzos». Pese a esos esfuerzos que pide, desde el Gobierno afirmaron que «no seriamos justos si no reconociéramos el esfuerzo de las comunidades para adaptarse» a la reducción del déficit. Preguntada por si el conjunto de las administraciones podrán cumplir con el compromiso de reducir el déficit público al 6 por ciento, aseguró que la Administración del Estado va a cumplir su objetivo, aunque no quiso hablar de «holguras». «Es de esperar que las comunidades sigan con la senda que han acelerado y también puedan cumplir».

FuenteSPC VALLADOLID
Compartir