La Junta buscará fórmulas para potenciar y reforzar la autoridad de los profesores en las aulas

Juan Vicente Herrera se mostró partidario de un pacto nacional para estabilizar la educación, pero recordó que la primera medida de Zapatero fue paralizar la Ley de Calidad de la Enseñanza

0

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, se mostró ayer partidario de reforzar y prestigiar la autoridad de los profesores y de sumarse a un pacto nacional que proporcione al sistema escolar «la estabilidad de la que ha carecido durante los últimos años». Herrera realizó estas declaraciones al hilo de la iniciativa del Gobierno de Madrid de crear una Ley de Autoridad del Profesor, que reconocerá a los docentes de Educación Primaria y Secundaria de los centros públicos de esa Comunidad el rango de autoridad pública.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo regional, que inauguró en Burgos el primer Espacio Cyl Digital de Castilla y León, aseguró que «se va a potenciar esa muy importante figura». «Los profesores nos lo están pidiendo, pero vamos a ver con las leyes en la mano cómo lo podemos hacer». «Hay mucha discusión; si la tienen o no la tienen ya, si la tienen tan sólo en el sistema público y no la tienen en los colegios privados».

En cualquiera de los casos, dijo, «hay un gran objetivo que toda la sociedad debe compartir, que es la de prestigiar y reforzar la autoridad de los propios profesores». «Afortunadamente, esta es una Comunidad que también por el despliegue de determinados planes y programas que favorecen la convivencia en las aulas no presenta el grado problemático que presentan otras comunidades, pero sobre esto tenemos que avanzar y tenemos que decidir», dijo.

Por lo que respecta a la disposición de la Junta de sumarse a un pacto nacional para dar estabilidad al sistema educativo recordó que la primera medida adoptada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2004 fue «paralizar» la entrada en vigor de una nueva Ley de Calidad de la Enseñanza. En segundo lugar, apuntó que la Junta auspiciaría dentro de ese plan tres objetivos que desde su punto de vista son «fundamentales». El primero, «propiciar, potenciar y fortalecer el papel, la función y la autoridad de los maestros». El segundo, «intentar e insistir en la implicación necesaria e imprescindible de las familias que no tienen que ver en el sistema educativo un aparcadero para los hijos, sino que se tienen que implicar en el propio sistema y en una educación que dure 24 horas al día». Y, en tercer lugar, la apuesta por la igualdad de oportunidades ante la educación para los niños de las ciudades y del medio rural.

También el consejero de Educación, Juan José Mateos, consideró oportuno dotar de más autoridad a los profesores pero destacó que la Comunidad tiene «poca» agresividad en las aulas. Mateos, que participó en la entrega de las Becas de la Fundación Villalar en Valladolid, defendió abordar esta cuestión desde una óptica nacional ya que a su juicio debe intervenir en este debate social los profesores y directores de los centros educativos, las familias y el alumnado. Además, recordó que hace tres años la Junta aprobó el decreto de la convivencia, que ya recogía la necesidad de defender la autoridad de los profesores.

Finalmente, concluyó que pedirá al ministro de Educación, Ángel Gabilondo, que traslade el debate sobre la autoridad del profesorado a la escala nacional.