La Junta avisa a la oposición de que se acabó “el circo de las eólicas”

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, aclara que si se hubiera pedido Herrera estaría en la lista de comparecencias ya que no se mueve por “caprichos”

0

El consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, fue tajante ayer al advertir a los grupos parlamentarios en la oposición de que se acabó el circo en todo lo relacionado con las comparecencias en la Comisión de Investigación sobre la adjudicación de parques eólicos en la Comunidad Autónoma. Además, aseguró que el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, no comparecerá en esa comisión por no haber sido incluido en la lista inicial de solicitudes. Asimismo, aclaró también que el jefe del Ejecutivo regional no se mueve por caprichos, rabietas o pataletas de los grupos.

De Santiago-Juárez, que compareció en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno — donde presentó el anteproyecto de Ley que regulará las actuaciones para dar curso a las informaciones sobre hechos relacionados con delitos contra la Administración pública—, aclaró a los grupos que Herrera hubiera comparecido en la Comisión de Investigación si así se hubiese pedido en su momento y si esa comisión hubiese valorado que la presencia del presidente era una “pieza importante” en este caso.

Dicho esto, retó a los grupos en la oposición a encontrar una explicación sensata que justifique esa comparecencia del jefe del Ejecutivo regional para asegurar que de ser así él mismo dirá a su presidente que vaya. El consejero, que fue portavoz de la Junta en la anterior Legislatura, reconoció que llevaba mucho tiempo sin hablar en este foro para insistir en esas críticas a los cuatro grupos en la oposición —PSOE, Ciudadanos, Podemos y Grupo Mixto— por sus reiteradas torpezas en torno a la petición de comparecencia de Herrera en esa Comisión.

“Evidentemente hoy se demuestra que eran más torpes de lo que creíamos”, ironizó el consejero de la Presidencia. En esa línea, tras achacar la petición posterior de los portavoces de los grupos a una “rabieta infantil” más propia de “niños maleducados” al comprobar que el pleno del martes les salió mal, aseveró que la Junta no va a entrar en ese juego. “Tienen que hacérselo mirar porque es muy poco serio”, ha continuó De Santiago-Juárez. Además, lamentó que Ciudadanos, Podemos y Grupo Mixto se hayan “contagiado” de las “rabietas” del secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, para advertir a todos de que esa actitud se puede llegar a convertir en una “enfermedad crónica” alejada de los verdaderos intereses de los ciudadanos de la Comunidad.

De Santiago-Juárez aseguró compartir todas las reflexiones de los dos integrantes del PP en la comisión, acerca de la posibilidad de incluir nuevos comparecientes sobre la base de las peticiones iniciales en las que no figura Herrera. A esto, añadió de forma tajante que se ha acabado el circo, “si quieren circo que se esperen a ferias que ya vienen sin animales”, espetó. Además, aclaró a la oposición que a la política se viene “llorado y sin rabietas infantiles”.

“Con nosotros no van a contar para hacer ruido”, reiteró el consejero, que cuestionó la actitud de los grupos por haber dedicado más tiempo a dar ruedas de prensa que a consultar los expedientes de adjudicación de los parques. Además, reprochó la petición de la comparecencia de dos personas fallecidas, ante lo que auguró una próxima comisión de Halloween para aclarar finalmente que se trataba en todo caso de una “reflexión personal”. “Qué seriedad, llevan cuatro años dando la espalda a los ciudadanos y así les va”, ironizó también el consejero de la Presidencia.

De Santiago-Juárez, fue secundado por la vicepresidenta y portavoz, Rosa Valdeón, quien ratificó todas las palabras pronunciadas por el exportavoz para defender el “rigor, seriedad y trabajo” de la Junta en su ofrecimiento de transparencia en este caso con las comparecencias. Así, Valdeón lamentó que algunos de los integrantes de la Comisión de Investigación sólo se dediquen a hacerse ‘selfies’ graciosos cuando se trata de un asunto “muy serio”.