La empresa segoviana Embutidos El Enebral, Premio Ecocultura 2010

La Feria Hispanolusa de Productos Ecológicos reúne en Zamora a más de un centenar de expositores con productos derivados y relacionados con la agricultura y la ganadería.

2

El segoviano Luis Martín, de la empresa de Embutidos El Enebral, ubicada en el término municipal de Orejana, ha sido galardonado con el Premio a la Mejor Elaboradora de Agricultura Ecológica de Castilla y León en el transcurso de la Feria Ecocultura 2010 que se celebra en Zamora.

El jurado premió su apuesta por “una práctica no habitual, por desarrollar iniciativas de consumo en colaboración con los colegios, asociaciones y organismos públicos y por su contribución a la creación de empleo”.

Luis Martín apuntó que “llevamos diez años de actividad y seguimos apostando por un procedimiento que consiga un producto de la máxima calidad y que reconozcan los consumidores”. En este sentido, afirmó que “poner en el mercado un producto de máxima calidad ecológico produce una satisfacción muy grande” y expresó la necesidad de “poner más empeño en que siga adelante la producción ecológica”, considerando que “tiene viabilidad y futuro ligada al consumo”.

En el mismo acto, el agricultor Íñigo Hernani, de La Prada, localidad de la comarca burgalesa de las Merindades, recibió igualmente el Premio Ecocultura 2010 a la Mejor Empresa Productora de Agricultura Ecológica de Castilla y León por su “apuesta por la agricultura tradicional y por desarrollar una empresa familiar dedicada a la producción de hortalizas de temporada”, según señaló el jurado calificador.

El delegado de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro, dio lectura al acta en la que también se reconoció el modo en el que “el consumidor se hace socio de la iniciativa, el empeño en la difusión de la producción ecológica y el compromiso con el medio ambiente y la fijación de población”.

Íñigo Hernani, visiblemente emocionado y con la voz quebrada, expresó su agradecimiento “a las instituciones, a quienes me han acompañado en este recorrido, a mi familia y a alguien que ya falleció”.

El productor burgalés, quien explicó que su proyecto tiene “una gran implicación de los consumidores, comentó que en las ferias de agroalimentación se suelen vender “productos exquisitos, de calidad especial, destinados a llevar el nombre de Castilla y León a mesas de nivel”. En este contexto, mostró su alegría por que “se premie la agricultura dirigida al menú de todos los días y a familias” y planteó que “sería muy bonito llegar con nuestro trabajo a restaurantes de menú del día y comedores escolares”. Asimismo, recalcó que “no hay que transportar a grandes distancias sino buscar al consumidor local y establecer un vínculo entre el que produce y el que consume”.