La crisis anima a ceder inmuebles vacíos a la Junta para su alquiler

El programa Revival cuenta con casi 2.500 casas inscritas y ha formalizado 1.412 contratos desde su puesta en marcha en 2005

1

La irrupción de la crisis económica y el estallido de la burbuja inmobiliaria han espoleado hacia el mercado del alquiler a los propietarios de viviendas y pisos vacíos de las capitales de provincia, los municipios de áreas metropolitanas y ciudades de más de 20.000 habitantes de Castilla y León. Esta tendencia, que se inició en la Comunidad ya el pasado año, ha mantenido la curva ascendente en la primera mitad de este ejercicio, incluso se ha acentuado.

El programa de Reserva de Viviendas Vacías para Alquiler (Revival), que desarrolla la Consejería de Fomento desde 2005, ha visto incrementada su demanda tanto por parte de los inquilinos como de propietarios. En el primer semestre del año, este servicio del Ejecutivo autonómico ha formalizado 360 contratos, por lo que las firmas de los primeros seis meses se acercan al total de las rúbricas estampadas en 2009, cuando se registraron 443, que casi duplicaron las 233 de 2008.

Este servicio gratuito cuenta a fecha de 30 de junio con 2.443 viviendas inscritas, lo que ya permitido formalizar 1.412 contratos desde su puesta en marcha en 2005.

Los propietarios de viviendas disponibles pueden formalizar con la empresa pública Provilsa contratos de puesta a disposición de sus viviendas durante un periodo de cinco años a cambio de una contraprestación de 550 euros mensuales, como máximo, actualizable anualmente en función del Índice de Precios al Consumo (IPC). Los inquilinos se benefician de precios inferiores ya que se procura que no supere el 30 por ciento de sus ingresos. Entre las ventajas para los propietarios se encuentran la gestión gratuita; la renta asegurada, en forma de contraprestación por la cesión; la devolución de la vivienda en perfecto estado, y la posibilidad de rehabilitación de la vivienda, siempre que no supere los 20.000 euros. Además, se prevé el pago aplazado en forma de descuento parcial sobre el importe de la cesión en mensualidades sucesivas.

Entre las ventajas para los inquilinos destaca la gestión gratuita; el asesoramiento y la seguridad sobre el contrato, que se adecue la renta, el depósito de la fianza legal de una mensualidad; la posibilidad de acogerse a una subvención parcial directa y de solicitar ayuda al alquiler.

Por otra parte, la Junta modificó el decreto que regula el programa Revival con el objetivo de flexibilizar los requisitos relativos al cómputo de ingresos de forma que se consideren los ingresos familiares máximos totales, sin corregir.

También ha experimentado un crecimiento espectacular las peticiones recibidas en la bolsa de viviendas de alquiler para jóvenes. La bolsa se desarrolla en las ciudades de Burgos, León, Salamanca y Valladolid. En el primer semestre, 102 jóvenes consiguieron independizarse ya que tuvieron acceso a una vivienda de alquiler. Fue en la capital vallisoletana donde se rubricaron el 80 por ciento de los contratos, gracias a la intermediación del Ejecutivo autonómico. También unos 270 propietarios de la Comunidad recurrieron a este servicio que ofrece entre sus ventajas el abono de los gastos de la comunidad del edificio así como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

A finales de junio, Fomento ofertaba 229 viviendas, 161 en Valladolid, 27 en Salamanca, siete en León y 34 en Burgos. Si se tienen en cuenta las viviendas del registro Revival, la oferta de que disponen los potenciales inquilinos superara el medio millar.