Frutos, García y De Robles presentaron ayer los resultados del índice DEC.
Frutos, García y De Robles presentaron ayer los resultados del índice DEC. / EFE
Publicidad

Castilla y León ha obtenido 7,5 puntos en el Índice DEC que elabora la Asociación de directoras y gerentes de Servicios Sociales, lo que supone su máxima puntuación, con ocho décimas más que en el anterior informe, y lo que la sitúa a la cabeza de las comunidades de régimen común y por encima de la media nacional, que es de 5,2 puntos.

De esta forma, Castilla y León se sitúa en segundo lugar del total de comunidades, sólo por detrás de País Vasco (que obteiene 7,75) tras superar a Navarra (que estaba por delante en el anterior Índice) y se sitúa “muy por delante” de las comunidades pluriprovinciales, ya que la siguiente es Castilla-La Mancha, con 5,4 puntos.

Así lo ha destacado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, quien ha recordado que la Comunidad obtiene su máxima puntuación de la serie histórica de éste Índice y supera el crecimiento de España, que ha subido algo más de cinco décimas frente a las ocho que lo hace Castilla y León.

Parámetros

El Índice analiza los parámetros Derechos (D), Economía (E) y Cobertura (C) y la Comunidad obtiene la mayor puntuación en el primero y tercero de estos aspectos.
En concreto, en lo que a Derechos y Decisión Política se refiere, destaca que Castilla y León cuenta con todos los elementos legislativos, normativos, planificadores y de organización que le permiten situarse en el nivel “más alto” de la calificación y alcanza así la “excelencia” en este apartado, sólo a falta de los 0,05 puntos “simbólicos” que se otorga a que la Consejería lleve el nombre de ‘servicios sociales’, según explicó la consejera.

Su más reciente logro en esta materia ha sido la aprobación de su Plan Estratégico, con memoria económica, que era el elemento que le faltaba en este apartado y por el que penalizó en la anterior aplicación, ha indicado García, quien ha concretado que la puntuación en este apartado es de 1,45 puntos sobre 1,50 y la media nacional se queda en los 0,87 puntos.

Respecto a la relevancia económica (E), el Índice señala que “los Servicios Sociales en Castilla y León se sitúan por encima de la media estatal en los tres indicadores contemplados, prácticamente todos mejoran respecto a la anterior aplicación (obtiene 2,2 sobre 3 frente a una media nacional de 1,82)”.

Para evaluarlo se contabiliza conjuntamente tanto el gasto de las comunidades como el de las corporaciones locales, en primer lugar, en gasto por habitante y año, 388,65 euros en 2016 Castilla y León (la media fue de 339,69), en el porcentaje que supone la inversión de las administraciones en servicios sociales sobre el PIB regional (1,72 por ciento en 2016 frente a una media del 1,42) y, en tercer lugar, el mismo parámetro sobre su presupuesto total (10,77 por ciento en la Comunidad frente a le media del 8,91).

Mejora

A este respecto, Alicia García se refirió a que, a pesar de que Castilla y León ha mejorado los datos con respecto al anterior informe y a estar por encima de la media española en todas estas variables, el Índice señala que la Comunidad no llega a alcanzar la excelencia en este segundo apartado por una décima, al no lograr la puntuación de 1,1 puntos en gasto por habitante, 390,64 euros, que es el límite de dicha puntuación para obtener esta calificación.

También incidido en que, mientras que en 2016 en Castilla y León se han superado las cantidades por habitante destinadas a Servicios Sociales de 2011, en el conjunto de España aún no.

Respecto a la cobertura efectiva de prestaciones y servicios (C), la Comunidad se encuentra por encima de la media estatal en casi todos los indicadores contemplados y alcanza la excelencia en este apartado. El informe señala que Castilla y León “presenta una tasa de personas con derecho y pendientes de serles reconocida la prestación del 1,4 por ciento, frente al 26,2 por ciento de media estatal”, de forma que se puede considerar que “técnicamente” no existe “Limbo de la Dependencia” (lista de espera).