Valladolid aglutina el 28% de las empresas “de excelencia” y le sigue Burgos con un 18,7%.
Valladolid aglutina el 28% de las empresas “de excelencia” y le sigue Burgos con un 18,7%. / Europa press
Publicidad

Castilla y León cuenta con 1.980 empresas calificadas como “de excelencia”, lo que supone un 2,2 por ciento del total de entidades de la Comunidad, según un informe publicado por Unicaja Banco y elaborado por la sociedad de estudios de su grupo, Analistas Económicos de Andalucía. Tal y como explicó el coordinador del trabajo, José Antonio Muñoz, antes de su presentación en el Casino de Salamanca, los responsables del estudio han diferenciado las empresas de excelencia en tres categorías: ‘líderes’, ‘gacelas’ y de ‘alta rentabilidad’, todas con beneficios como “requisito básico”.

Las ‘líderes’ son “aquellas que tienen una capacidad para generar recursos, beneficios fundamentalmente, por encima de los demás”: las ‘gacelas’, las que “tienen de crecimiento de las ventas superior al resto” y que duplican las ventas en los últimos cuatro ejercicios; y las de ‘alta rentabilidad’, “aquellas que tienen una mayor rentabilidad en promedio” y a las que se les pide que cuenten con una rentabilidad superior al 25 por ciento en tres ejercicios.

Sobre las provincias con mayores cotas de empresas “de excelencia”, apuntó que Valladolid aglutina por encima del 28 por ciento de estas empresas, y le siguen Burgos, en torno al 18,7 por ciento, y “también León y Salamanca”, aunque “solo Valladolid y Salamanca” son las que tienen un peso en las empresas de excelencia superior al que le corresponde por tamaño de población.

El informe, que lleva el título de ‘La empresa de Castilla y León 2018. Análisis Económico-Financiero’ se basa en el análisis de las cuentas anuales presentadas por más de 33.000 empresas en los registros mercantiles de la Comunidad correspondientes al ejercicio 2016, “último del que se dispone información para la totalidad de las empresas que conforman la muestra”, e incluye un avance de los resultados del año siguiente, informó Unicaja Banco.

El informe presenta la síntesis de los principales resultados, una revisión del contexto económico y su evolución y un análisis de las sociedades por su comportamiento económico y financiero, además de un diccionario de términos para “facilitar la comprensión e interpretación del documento”.

Resultados

Según los “principales resultados” recogidos en el informe y facilitados por sus responsables, la economía de Castilla y León mantuvo en 2017 “la senda expansiva de crecimiento iniciada en el segundo semestre de 2013, registrando incrementos de producción próximos al 2,5 por ciento”.

En este contexto, al cierre del ejercicio, desarrollaban su actividad en la región 161.619 empresas, con un aumento del 0,2 por ciento respecto al año anterior, y se localizaban 66,7 entidades de este tipo por cada mil habitantes. En relación con el tamaño, las empresas sin asalariados aumentaron un 0.8 por ciento, las de diez a 200 empleados subieron un 0,2 por ciento, y las de más de ese número crecieron un 4,7 por ciento. Respecto a las de uno a nueve trabajadores bajaron un 0,9 por ciento en este caso.