La reforma del Estatuto buscará blindar varias prestaciones sociales

El consejero de Industria y Empleo, Germán Barrios, adelanta que en la renovación de la norma básica regional se pretende incluir la Renta de Ciudadanía y la Red de Protección

54
El consejero de Empleo e Industria de Castilla y León, Germán Barrios. / Efe
Publicidad

La Junta de Castilla y León planteará que la reforma exprés del Estatuto de Autonomía para suprimir los aforamientos abarque la inclusión de “dos derechos subjetivos primordiales”, la Renta Garantizada de Ciudadanía y la Red de Protección a Personas y Familias más vulnerables.

Así lo adelantó el consejero de Empleo e Industria de Castilla y León, Germán Barrios, quien detalló que la finalidad de esta iniciativa consiste en que esos dos derechos subjetivos sean principios rectores, una opción que será necesario estudiar con los Grupos Parlamentarios.

Barrios hizo estas declaraciones en rueda de prensa, en la que compareció junto a los representantes autonómicos de UGT y CC.OO., Faustino Temprano y Vicente Andrés, respectivamente, y el presidente de CECALE, Santiago Aparicio, tras participar en el Consejo del Diálogo Social, presidido por el titular de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco.

También los dos líderes sindicales apostaron por una modificación, en este caso del reglamento de las Cortes autonómicas, con el fin de que incluya la obligación de comparecer en comisiones para dar explicaciones de lo que se desarrolla dentro del Diálogo Social y someterse a las preguntas de los procuradores.

“Queremos ir por obligación a las Cortes”, manifestó Vicente Andrés, quien ha ceñido esa obligatoriedad en el caso de la Comisión de Empleo y apostó por un carácter voluntario en las otras comisiones, tanto en su caso como en el de organizaciones de la sociedad civil.

Tras la reunión del Consejo, Barrios aseguró que el nuevo Gobierno autonómico conjunto va a “impulsar y reforzar” el diálogo social, una seña de identidad de Castilla y León y una herramienta “útil”, en la que se encuentran los sindicatos, empresarios y Ejecutivo para hacer políticas en favor de los ciudadanos.

En esta primera reunión, que se comprometió a mantener Mañueco en su investidura, los asistentes hicieron balance de lo desarrollado hasta ahora y establecieron un encuentro de la Comisión Permanente que se convocará el próximo septiembre.

Barrios consideró el Diálogo Social como una herramienta “única” en el contexto nacional y muy valorada internacionalmente y puso como ejemplo que la OIT lo evaluó de forma sobresaliente.

“Fuimos la cuna del parlamentarismo y somos la cuna del Diálogo Social”, manifestó el consejero, tras recordar la existencia en este marco de 103 acuerdos, veintiuno en vigor y trece acuerdos en el ámbito local que la Junta intentará apoyar e impulsar.

El Gobierno tiene un “compromiso serio de impulso del Diálogo Social”, aseguró Barrios, quien subrayó cómo su actividad resistió en épocas de crisis y recortes económicos.
Ha apostado también por el diálogo civil, de forma complementaria al social, y adelantó al respecto que continuará el impulso de estos encuentros.