20 01
El PP votó en contra al defender que la gestión sanitaria en la Comunidad “no es mala”. / Europa press
Publicidad

Todos los grupos de la oposición respaldaron en las Cortes una Proposición No de Ley (PNL) del PSOE a través de la que se “reprueba” al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, a pesar de que el PP votó en contra al defender que la gestión sanitaria en la Comunidad “no es mala”.

La procuradora socialista Mercedes Martín logró con esta iniciativa, en la que también se exige su cese, contar con el apoyo de Podemos, Ciudadanos y Grupo Mixto. Así, el objetivo del PSOE fue llevar al Parlamento “el eco y la voz de los ciudadanos” que se manifestaron el 20 de enero a favor de la “sanidad pública de calidad”.

Martín defendió que está claro que existen modelos diferentes para gestionar la sanidad y ha señalado que el del PSOE se basa en una apuesta por la “universalidad” del sistema, por la eliminación de “copagos” para los pensionistas, en definitiva, como señaló, una sanidad “potente y de calidad”.

“La joya de la corona, les guste o no, se ha deteriorado gravemente”, aseguró la portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Socialista, quien recordó a la Junta que “quien gobierna tiene la obligación de responder a las demandas y necesidades de los ciudadanos”.

Para Mercedes Martín el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, se “ha puesto de perfil” ante este problema, algo que ha sumado a la actitud del consejero de Sanidad y a la respuesta “cobarde, mezquina y manipuladora” del PP al acusarla de cuestionar a los profesionales por sus declaraciones.

“Es lo contrario, nos sentimos orgullosos, reprobamos su gestión y pedimos su dimisión y cese”, insistió, quien recordó a Sáez Aguado que las manifestaciones “no van en contra de los profesionales”.

El procurador del PP Alejandro Vázquez Ramos consideró que con esta iniciativa el PSOE muestra su conocimiento del parlamentarismo, ya que no existe la posibilidad de reprobar a un consejero. “Es al presidente al único que se le puede quitar la confianza”, aclaró.

Vázquez Ramos insistió en que la gestión sanitaria regional “no es mala” y, como apuntó, “desde luego es mucho mejor que en comunidades donde gobierna el PSOE”. Así, señaló informes en los que se posiciona la sanidad de la Comunidad en los primeros puestos del conjunto de autonomías y, tras destacar su “respeto” a los manifestantes, advirtió de que los sindicatos con más representatividad no se sumaron a la misma. “Ustedes, con sus políticas partidistas, flaco favor hacen a la ciudadanía”, concluyó.

Por su parte, el procurador de IU, José Sarrión, respaldó la propuesta del PSOE. “Coincidimos con que pedir el cese debe ser el primer paso para una vuelta a empezar en política sanitaria”, declaró.

Manuel Mitadiel, de Ciudadanos, argumentó el voto a favor de su partido a la petición de cese por el “riesgo” que existen en el sistema sanitario de tener una “gestión partidista”, aunque ha ironizado sobre la reprobación. “Si el señor dimite piensen quien le sustituiría, da miedo”, ha aseverado.

Por último, la procuradora de Podemos Laura Domínguez dijo que el cese de Sáez Aguado es “necesario y perentorio”. Para la procuradora de la formación morada el PP es “muy corto de miras” y “manipula a profesionales y familias”.