Los principales responsables de los partidos de la oposición coinciden en que la gestión del Hospital es “irregular”.
Los principales responsables de los partidos de la oposición coinciden en que la gestión del Hospital es “irregular”. / e.p.
Publicidad

Todos los grupos de la oposición en las Cortes —PSOE, Podemos, Ciudadanos y Grupo Mixto— se unieron en torno a un documento de conclusiones sobre la Comisión de Investigación en la que se analizó el “sobrecoste” del Hospital de Burgos(HUBU), un proceso que determinaron que es “oscuro e irregular”, al tiempo que avanzaron que estudian si existe algún tipo de “ilícito penal” para llevar el correspondiente informe a Fiscalía.

En concreto, la portavoz del PSOE en esta Comisión, Mercedes Martín, destacó que con estas conclusiones el PP se “ha quedad solo” después de haberse visto “forzado” a impulsar esta Comisión sobre las que, a su juicio, los ‘populares’ tenían cerradas las conclusiones desde el inicio y se han dedicado a “negar la realidad”.

“Ha sido un proceso oscuro y lleno de irregularidades del principio a fin”, señaló Martín, quien consideró que con la gestión “público-privada” del HUBU el PP “se ha quitado la careta”, ya que la elección de este modelo se sustenta “en una decisión política e ideológica y no en la defensa de los intereses de los ciudadanos”.

Gestión pública

Martín defendió que el PSOE aboga por una gestión “cien por cien” pública frente a la “herencia envenenada” que deja el PP y aseguró que existe una “necesidad clara e imperiosa” de revertir a lo público la gestión del hospital, algo para lo que ha garantizado el compromiso del PSOE.

Por su parte, la portavoz de Podemos en la Comisión, Laura Domínguez, consideró que con el trabajo de la Comisión ha quedado claro que el modelo elegido para el HUBU es “nefasto” para la sanidad pública. Así, defendió también su “necesaria” recuperación pero “no a cualquier precio” ni a costa de devolver el dinero a la empresa concesionaria.

Para Domínguez su recuperación es necesaria desde la búsqueda del beneficio tanto para los ciudadanos como para la administración y las arcas públicas y consideró que existen suficientes “incumplimientos” por parte de la concesionaria que llevan a esta conclusión, ya que los 14 servicios no asistenciales existentes “no funcionan”.

Del mismo modo, el portavoz de Ciudadanos en la misma, Manuel Mitadiel, reseñó que se ha visto en el transcurso de los trabajos que la gestión del HUBU es “perjudicial” para las arcas públicas. Así, destacó que el problema no se centra únicamente en el modelo sino en la “mala gestión”. Para Mitadiel con la adjudicación del Hospital del Burgos se vivió “la multiplicación de los panes y los peces”, ya que existió un sobrecoste de “al menos 37 millones de euros”.

Por último, el procurador de IU, José Sarrión, defendió que los trabajos realizados por esta Comisión eran “absolutamente necesarios” y señaló como conclusiones esenciales que el HUBU se convirtió en un “coladero” de dinero público.