La Junta recobrará las ayudas a cuidados de dependientes en la familia

La Administración sacará otra convocatoria para discapacitados e incluirá en una bolsa de empleo a quien no obtuvo la plaza

177
22 01
El presidente Herrera y la consejera de Igualdad, Alicia García. / Europa press
Publicidad

La Junta de Castilla y León recuperará en 2018 y 2019 el total de las cuantías de las prestaciones para cuidados a personas dependientes en el entorno familiar, que se redujeron un 15 por ciento en 2012.

Así lo anunció el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, quien concretó que este mismo año se recuperará el 70 por ciento de esa reducción autonómica que se produjo en 2012 y en 2019 el 30 por ciento restante, lo que beneficiará a unas 24.000 personas.

Herrera realizó este anuncio durante el acto de bienvenida a los cinco primeros trabajadores con discapacidad intelectual que se incorporan a la Junta fruto de la primera convocatoria específica en esta materia en el que han intervenido también la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, y el presidente de Cermi Castilla y León, Francisco Sardón, además de Lourdes Guerra, una de las personas que han sacado la plaza.

Estas cuantías máximas por cuidados a dependientes en el entorno familiar, recordó el jefe del Ejecutivo autonómico, se redujeron en un 15 por ciento en 2012 tras un acuerdo con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) en Castilla y León en el que también se recogió aumentar un 20 por ciento las cuantías máximas pare servicios profesionales del sistema de Dependencia para los grados III y I y el 75 por ciento para el grado II.

Herrera, quien agradeció el acuerdo que se tomó en un “momento muy duro de crisis económica”, destacó que en ese momento se escucharon los “razonamientos” por parte de la Junta y Cermi tuvo “altura de miras” y supo tomar una decisión que “se ha demostrado” que fue “tan difícil y dura como acertada”, ya que la Comunidad mantiene su liderazgo en Dependencia, con “calidad y eficiencia”, pero además está a la cabeza en creación de empleo en el sector de atención a esta población con casi 26.500 personas en la Comunidad.

El presidente del Gobierno autonómico, quien reiteró que fue una decisión “dura” y por la que las familias expresaron sus quejas y se dirigieron al Gobierno autonómico, señaló que ahora, en un momento en el que la situación económica mejoró, Cermi fue el que ha tomado la “iniciativa” de dirigirse y solicitar formalmente, además de las familias afectadas, de revertir esa situación.

Además, destacó la “finura” con la que lo ha hecho porque ha pedido hacerlo de forma “progresiva y comprometida” y por ello así se hará, “con carácter inmediato”, este mismo 2018, con la recuperación del 70 por ciento de la reducción autonómica que se aplicó en 2012 y, en 2019, “siempre que las condiciones presupuestarias lo permitan”, recuperar el 30 por ciento restante. Todo ello sin la merma de las cuantías que se incrementaron en su momento para la prestación de servicios profesionales.

Esta medida beneficiará a las 24.000 personas que reciben esta prestación y significará ya en 2018 un aumento del gasto para prestación de cuidados en el entorno familiar por parte de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades que rondará los cinco millones de euros.

TRABAJO CONJUNTO

El presidente de la Junta enmarcó este tipo de acciones en el diálogo constante que mantiene con Cermi y el trabajo que se lleva a cabo con la entidad para favorecer la igualdad de oportunidades y el acceso de las personas con discapacidad a un “bien” como es el empleo, para lo que en 2010 se firmó un convenio para sacar una convocatoria específica para la incorporación de personas con determinadas discapacidades.

Este proceso culminó y el próximo 25 de mayo se incorporarán a la Junta cinco personas con discapacidad intelectual, a las que se ha dado la bienvenida en este acto en el que participó Juan Vicente Herrera, como “presidente” y “como jefe administrativo” (ha dicho, si se lo “permitían”), pero además como “personal eventual” porque en cualquier momento se puede ir “a la calle”.

Precisamente en este contexto, el jefe del Ejecutivo autonómico también anunció una nueva convocatoria similar a esta de septiembre del año pasado que ahora ha finalizado en la que se ofertarán doce plazas.

Además, adelantó que los aspirantes que en la anterior ocasión no sacaron plaza (cinco la han obtenido de entre 210 aspirantes) pasarán a integrar una nueva bolsa de empleo para plazas reservadas a personas con discapacidad intelectual a la que se recurrirá en función de las necesidades de los servicios. Con ello, se da continuidad “a esta feliz iniciativa”, agregó Herrera.

Tras la convocatoria publicada el pasado año en el Boletín Oficial de Castilla y León para cubrir cinco plazas de personal laboral fijo para personas que acreditasen discapacidad intelectual, estas personas se han incorporado a sus puestos de trabajo.

FuenteEuropa Press
Compartir