La Junta propone nuevas medidas para reactivar la zona de Garoña

Revitalizar San Salvador de Oña y una central eléctrica por biomasa, las principales apuestas

28
22 01
La Junta busca nuevas actividades para promover el desarrollo económico de la comarca tras el cierre de Garoña. / e. p.
Publicidad

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, propuso ayer revitalizar San Salvador de Oña y analizar la viabilidad de una planta de generación eléctrica a partir de biomasa como algunas de las medidas para reactivar la zona de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña tras el cese de actividad del reactor.

“El objetivo es mitigar el impacto negativo del cierre de las instalaciones en términos socioeconómicos, tratando de facilitar el anclaje de proyectos generadores de riqueza y empleo”, explicó la consejera tras el visto bueno del Consejo de Gobierno a la colaboración de la Junta en la Estrategia de Dinamización del área de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña que promueven varios municipios.

Para ello, la Junta planteó una serie de medidas transversales y sectoriales entre las que destaca la revitalización de San Salvador de Oña, un “importante recurso” por su valor patrimonial y por su capacidad para ejercer de motor de desarrollo de otras actividades en el entorno a través del “imprescindible” impulso del sector privado.

Del Olmo apostó también por la puesta en valor del embalse del Sobrón sin descartar la posibilidad de comprar un barco que recorra estas y ha recordado la reciente aportación autorizada por el Consejo de Gobierno para cofinanciar la ampliación de la Casa del Parque Natural de Montes Obarenes en San Zadornil.

En el ámbito de la energía, la Junta propone favorecer la demanda de biomasa en la zona a partir del diagnóstico de la situación actual del suministro de energía térmica en edificios públicos y privados en los municipios del entorno de la central nuclear para determinar las posibilidades de cambio de combustibles fósiles a biomasa, sin descartar el análisis de viabilidad de una planta de generación eléctrica con esta fuente renovable.

Por otro lado, la consejera se ha comprometido a habilitar a través de la Lanzadera Financiera un fondo específico de capital riesgo y capital semilla para impulsar proyectos empresariales ya que entre las principales demandas del tejido productivo para garantizar la puesta en marcha y desarrollo de su actividad figura la posibilidad de acceder a una financiación ventajosa.

Entre las medidas de carácter transversal la Junta prevé actuaciones de estímulo a la iniciativa privada como jornadas de sensibilización en materia de emprendimiento y de difusión de los apoyos públicos existentes y la priorización en las líneas de subvenciones para los proyectos desarrollados en esta zona mediante el incremento de la intensidad de la ayuda o a través de una puntuación mayor a la ubicación en los criterios de valoración.

A esto ha unido el impulso a los polígonos industriales ubicados en los municipios de los alrededores de la central sobre los que exista demanda de suelo, como Pancorbo o Valle de Tobalina, y ha considerado conveniente aprovechar el efecto tractor del parque empresarial de Ircio, de titularidad autonómica, por sus “atractivas condiciones” para la implantación de compañías en el marco del Programa Territorial de Fomento para Miranda de Ebro ya en marcha.