Las iniciativas que pueden emprender las universidades buscan mantener y rehabilitar su patrimonio interno.
Las iniciativas que pueden emprender las universidades buscan mantener y rehabilitar su patrimonio interno. / efe
Publicidad

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León aprobó ayer subvenciones a las universidades públicas por un importe total de 8.100.000 euros para financiar las actuaciones realizadas durante este año 2018 en el marco del Programa de Inversiones 2016-2022, cuya dotación global supera los 55 millones de euros.

Este plan tiene como finalidad dotar a dichas instituciones de los recursos financieros necesarios para cubrir tanto el mantenimiento y adecuación de sus infraestructuras docentes e investigadoras existentes como la construcción de aquellas de las que actualmente se carece y son imprescindibles para el funcionamiento de los centros universitarios.

Al contrario del anterior plan, el presente se realiza exclusivamente con fondos propios de la Consejería de Educación.

La subvención a las cuatro universidades públicas de la Comunidad asciende a 8.100.000 euros que se distribuyen en 1.135.000 euros para la Universidad de Burgos, 2.050.000 euros a la Universidad de León, 1.000.000 euros para la Universidad de Salamanca y 3.915.000 euros, la Universidad de Valladolid.

Financiación

Las iniciativas que se pueden financiar a través de este programa son actuaciones en materia de mantenimiento y rehabilitación de edificaciones, infraestructuras y equipamiento que conforman el patrimonio de las universidades públicas, para evitar su obsolescencia, favorecer el avance científico y tecnológico y aumentar la calidad de la docencia, la investigación y la gestión.

A esto se suman actuaciones en materia de eficiencia energética y la sostenibilidad en los campus universitarios que permitan el ahorro de energía, la utilización de energías renovables y la construcción sostenible; adquisición y renovación del equipamiento docente e investigador y, finalmente, las destinadas al desarrollo o adaptación de centros I+D+i.

De este modo, la Universidad de Burgos invertirá su presupuesto en obras de reforma y adaptación en el Hospital Militar y en el mobiliario y equipamiento de este edificio; en obras en el Hospital del Rey; en actuaciones para adaptar la Escuela Politécnica Superior y en pequeñas obras de mantenimiento.

Por su parte, la Universidad de León, entre otras acciones, renovará y mejorará las Tecnologías de la Información y la Comunicación destinadas a la docencia en los campus de Vegazana y Ponferrada; renovará la cubierta y la cancha polideportiva, así como retirará el graderío y realizará reformas del pabellón polideportivo cubierto en Campus de Vegazana y en las pistas deportivas exteriores.

Asimismo, la Universidad de Salamanca procederá a la rehabilitación integral del Colegio San Bartolomé; llevará a cabo actuaciones de mejora de laboratorios; actuaciones de mejora y rehabilitación en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de Béjar; la adquisición y renovación del equipamiento docente e investigador de diferentes espacios y actuaciones de mejora, ahorro energético, rehabilitación.

Finalmente, la Universidad de Valladolid destinará el presupuesto a la Sede Mergelina de la Escuela de Ingenierías Industriales; al módulo I+D del Campus de Soria; a la rehabilitación y reformas en colegios mayores y residencias universitarias; a la renovación, rehabilitación y obras en canchas e instalaciones deportivas y a otras obras menores de mantenimiento.