La Junta destina 20 millones a la industria agroalimentaria y forestal

Las ayudas buscan promover la inversión productiva y la competitividad en estos sectores

135
18 01
Las inversiones relativas a los productos forestales podrán obtener hasta 500.000 euros de ayuda. / Europa press
Publicidad

La Consejería de Agricultura y Ganadería destinó 20,5 millones de euros a inversiones de industrias agroalimentarias y forestales, tal y como se recoge en las bases reguladoras de tales ayudas que aparecen publicadas en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl).

Estas subvenciones, para promover la inversión productiva y la competitividad en materia de transformación y comercialización de productos agrarios, silvícolas y de la alimentación, servirán para financiar inversiones en maquinaria, instalaciones y equipos, así como los gastos de ingeniería inherentes a los proyectos de inversión.

Las ayudas, que pueden alcanzar hasta el 32 % de inversión auxiliable, van principalmente destinada a las empresas que generen empleo y aquellas cuyo impacto en el consumo de materias primas del sector primario de la Comunidad sea mayor.

Esta convocatoria cuenta con varias novedades como la de priorizar aquellos proyectos con un mayor compromiso de creación de empleo femenino y empleo joven.

Se favorece también aquellos proyectos de inversión que permitan un cambio en la dimensión de la empresa al aumentar el número de trabajadores, valorando especialmente el crecimiento de las empresas pequeñas donde por primera vez se tienen en cuenta el incremento de trabajadores en términos porcentuales.

Por otra parte, se hace especial incidencia en aquellos proyectos que se implanten en municipios de menor tamaño con el objetivo de fijar población en el medio rural.

Se subvencionan, además, las inversiones relativas a la movilización, transformación y comercialización de productos forestales llevadas a cabo por pequeñas y medianas empresas. Los proyectos de inversión que se planteen en este campo podrán obtener hasta un 40 % de ayuda, con un límite de 500.000 euros.