La Junta destina 170 millones para contratar a 9.500 trabajadores

El Gobierno autonómico también pretende formar a cerca 43.000 personas durante 2018

141
26 02
Estas medidas pretenden mejorar el mercado laboral con el objetivo de crear empleo de calidad. / Europa press
Publicidad

El Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECYL) destinó 170 millones de euros en 2018 para la contratación de 9.500 trabajadores, impulsar el establecimiento de 1.200 autónomos, formación de más de 43.000 personas, y la intermediación laboral de 200.000 trabajadores.

Estas medidas pretenden mejorar el mercado laboral con el objetivo de crear empleo de calidad, mantener el empleo existente, impulsar la cualificación de los trabajadores tanto ocupados como desempleados y mejorar la conexión entre oferta y demanda.

De esta forma, se prevé la contratación de 9.500 trabajadores, impulsar el establecimiento de 1.200 autónomos y más de 43.000 participantes en acciones de formación, mediante las políticas activas impulsadas por la Consejería de Empleo, a través del ECYL, en base a la cohesión territorial, el impulso a las PYMES y la cohesión social que da el apoyo a los colectivos más vulnerables: jóvenes menores de 35 años, mayores de 45 años, parados de larga duración y otros colectivos especiales como la mujer y la discapacidad entre otros.

Además, en el presente año se han puesto en marcha nuevas medidas de apoyo al colectivo de trabajadores mayores de 55 años, al que se destinarán, en el período 2018-2020, alrededor de 80 millones de euros.

Asimismo, se promueve la conciliación e igualdad de oportunidades mediante “mayores” incentivos para la contratación de mujeres y la contratación de castellanoleoneses retornados, según señaló la Consejería de Empleo a través de un comunicado

PLAN DE EMPLEO LOCAL

El Plan de Empleo Local para 2018 prioriza la cohesión territorial a través de empleo con una dotación de recursos que ascienden a los 55,2 millones de euros, un 7,5 por ciento más que en el año 2017, que ha concedido ya más del 90 por ciento de las ayudas previstas.

De esta forma, tiene previsto contratar a 8.000 trabajadores, durante un mínimo de 180 días con una subvención de 10.000 euros y a mayores de 55 años durante un mínimo de 12 meses con una subvención de 20.000 por contrato.

Igualmente, priorizará la contratación de discapacitados, de perceptores de Renta Garantizada de Ciudadanía, de jóvenes menores de 30 años y de mujeres. De la misma forma, aprovechará los recursos endógenos que puedan promover el desarrollo rural e impulsará la contratación en municipios menores de 5.000 habitantes.

El impulso a la cohesión territorial se desarrolla también a través del Plan para la Dinamización de los Municipios Mineros, el cual prevé convocatorias por 3,6 millones de euros para realizar 360 contratos y reducir la tasa de desempleo en las cuencas mineras de León y Palencia.

PLAN DE EMPLEO JOVEN

Por su parte, el Plan de Empleo Joven destinará 43,2 millones de euros, un 5 por ciento más que el año anterior, para el establecimiento de jóvenes como trabajadores por cuenta propia y para mejorar su formación y recualificación profesional.

Así, el plan, que canaliza los recursos de la Garantía Juvenil y se complementa con aportaciones de fondos autónomos para ampliar la cobertura hasta los menores de 35 años, se realiza en colaboración con las Consejerías de Educación y Familia e Igualdad de Oportunidades.

Los incentivos al empleo que se promueven con las medidas programadas, dotadas con 28,5 millones de euros, prevén la contratación de más de 2.500 trabajadores a través de la empresa ordinaria, de los que alrededor de 390 serán indefinidos.

Además, se impulsará el establecimiento de 1.250 autónomos, para los que se implementará una línea específica dirigida a los menores de 30 años, beneficiarios de la Garantía Juvenil.
En este aspecto, más de 43.000 personas participarán en distintas acciones formativas gratuitas con ayudas previstas para desempleados con el objetivo de mejorar capacidades y adecuar conocimientos a las necesidades que demanda el mercado. Así, este año se han programado 12 líneas de apoyo a la formación, con un presupuesto de 58,4 millones de euros.

La prestación de servicios a trabajadores y empresas a través de programas gestionados bajo la tutela y dirección del ECYL, logrará que más de 200.000 personas reciban servicios de intermediación y orientación laboral, orientación para el empleo, asistencia para el autoempleo e itinerarios personalizados de inserción los cuales, para mejorar su inserción laboral.

FuenteEuropa Press
Compartir