La Junta cree que ha hecho “todo lo que puede” ante la falta de médicos

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, dice que el Ejecutivo autonómico no puede “inventarse” la formación, algo que corresponde al Ministerio

83
El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado (d). / europa press
Publicidad

El consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, consideró que la Comunidad ya ha hecho “todo lo que puede” ante la falta de profesionales como los médicos de familia y no puede “inventarse” la formación, algo que corresponde al Ministerio, al que reclamará de nuevo su colaboración para agilizar la acreditación de unidades docentes.

Sáez Aguado, en el marco de la inauguración de la segunda Jornada de la Sociedad Española de Radiología Médica, se expresó así ante las protestas por problemas en Atención Primaria en zonas de Burgos y Zamora.

A este respecto, el consejero ha adelantado que la semana que viene se celebrará una nueva reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) y volverá a reclamar al Ministerio que agilice la acreditación de unidades docentes.

Sáez Aguado aseguró que hace cuatro años se solicitaron acreditaciones que aún no ha habido respuesta, aunque “verbalmente” fue afirmativa, y con ellas se podría formar a 23 médicos de familia en las zonas burgalesas de Aranda de Duero y Miranda de Ebro, Burgos y Soria, lo que ayudaría a solventar el problema.

De hecho, el titular de Sanidad, en referencia a la zona de Aranda de Duero, explicó que estos días se ofrecen puestos de trabajo a médicos de familia y este mismo jueves se ha mantenido una reunión con sociedades científicas de Atención Primaria para ver qué contratos, dónde y qué características deben tener y espera que así “se pueda ir resolviendo el problema”.

En cualquier caso, reclamó la implicación del Ministerio para solucionar un problema que se debe a una demanda cada vez más creciente y un “desajuste” de las necesidades de la sanidad pública en cuanto a profesionales y formación.

El consejero consideró que desde la Comunidad se ha hecho “todo lo que puede” con medidas como la incentivación de los puestos de difícil cobertura, la oferta de contratos de larga duración a los residentes que terminan en mayo y otras iniciativas que tratan de paliar este déficit.