La Junta cree que el operativo de incendios regional es el “más eficiente”

El consejero de Medio Ambiente no duda en elogiar el actual plan y a sus resultados “extraordinarios” con unos recursos “limitados”

34
16 01
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones. / e. P.
Publicidad

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró que el operativo de lucha contra incendios de la Comunidad es “el más eficiente de este país”, que con recursos “más limitados” tiene resultados “extraordinarios” gracias al personal que lo conforma.

Así lo explicó durante su comparecencia en las Cortes de Castilla y León, que se extendió durante poco más de 30 minutos, para explicar el operativo de lucha contra incendios, algo que hizo a petición propia y en respuesta a la petición del Grupo Socialista.

En este marco, el consejero afirmó que el operativo es “el más eficiente” de España y atribuyó los resultados “extraordinarios” gracias a los hombres y mujeres que lo conforman, cuya labor ha reconocido en diversas ocasiones a lo largo de su intervención.

Suárez-Quiñones, tras recordar que el 22 de junio ya presentó ante los medios de comunicación el operativo en el Centro de Defensa contra el Fuego de León, se refirió a la petición del PSOE de crear una comisión no permanente en las Cortes para abordar las necesidades de la Comunidad en materia de prevención y lucha contra incendios.

A este respecto, el consejero señaló que no puede responder a esta cuestión porque no le corresponde, dado que debería ser la Mesa de las Cortes la que se pronuncie al respecto, aunque ha aclarado que en ningún momento expresó su “veto” ni opinión contraria al mismo.

Dicho esto, antes de entrar en el detalle del operativo, el consejero ha hecho un balance de los primeros seis meses del año en esta materia en un ejercicio muy diferente al del año pasado, ya que frente a la meteorología adversa del pasado año con escasez de lluvias y altas temperaturas se produjeron muchos más fuegos y a estas alturas ya se habían registrado tres “grandes” incendios de más de 500 hectáreas.

En 2018 sin embargo ha habido una importante pluviosidad, especialmente en marzo, mes en el que ha asegurado que es cuando más incendios forestales se producen, pero a la vez ha advertido de que la mayor vegetación y el retraso tanto del ciclo vegetativo como de las labores de cosecha hacen que haya que estar alerta ante la posibilidad de que se produzcan incendios. A este respecto, recordó que el año pasado hubo que adelantarse y declarar la época de riesgo medio por las condiciones excepcionales del pasado año.

Así, manifestó que la climatología hace que sean más optimistas que el año pasado, pero advirtió de que no se pueden “relajar”, ya que hay abundante material fino seco y “va a haber incendios forestales”, como otros años.

En concreto, el consejero detalló que este año en el primer semestre se han producido 392 incendios forestales, un 58 por ciento menos que la media del último decenio, con 862 fuegos, pero una cifra además muy inferior a la de 2017, ya que hasta la fecha se habían producido 1.580 incendios, un 77 por ciento más y un 58 por ciento más que la media de los últimos diez años.

También la superficie quemada es mucho más baja, ya que ardieron 1.506 hectáreas, cuando la media del decenio es de más de 6.000 y en 2017 ya ascendían a 10.800.

En su comparecencia, el consejero volvió a explicar el operativo que presentó en junio, cuyo aumento ha destacado, y que se compone de 4.369 profesionales forestales, 31 medios aéreos ubicados en Castilla y León (21 helicópteros de la Junta, y cinco helicópteros y otros tantos aviones del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación), 202 cuadrillas terrestres y helitransportadas, 307 autobombas y vehículos pick-up, 29 retenes de maquinaria y bulldozer, 210 puestos y cámaras de vigilancia, y un avión no tripulado del Ministerio de Defensa.