La Junta califica de “insostenible” el aumento de los ataques de lobo

Los altercados registrados con el ganado ascienden a 1.449 durante el primer semestre

435
21 01
El aumento de los ataque fue especialmente acusado en el sur del Duero. / E. P.
Publicidad

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente calificó de “insostenible”, en la Mesa del Lobo celebrada ayer, el incremento de los ataques de estos cánidos al ganado en Castilla y León, que en el primer semestre del año asciende a 1.449 respecto a los 890 en el mismo período del ejercicio anterior.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, presidió esta reunión de la Mesa del Lobo, en la que se presentó el balance del estado de conservación de la especie en 2017, un análisis de los daños ocasionados a la ganadería extensiva y los planes de actuación previstos para 2019.

Según apuntó la Consejería, la Memoria Anual registra el “constante” incremento de los ataques de lobo en la Comunidad, con un aumento del 72 por ciento en el sur del Duero en el primer semestre de 2018, a pesar de que la especie tiene “estricta” protección; mientras que al norte del Duero creció un 36 por ciento.

Asimismo, recalcó que en 2017, el número de ataques aumentó un 47 por ciento al sur del Duero y, sin embargo, disminuyó en un 16 por ciento en la zona norte, donde sí es especie cinegética.

Además, los datos resultantes muestran una concentración de estos ataques en determinados municipios de Ávila y Segovia, con una media de seis diarios, lo que la Consejería ha calificado como “insostenible”. En este aspecto, afirmó que la única forma de reducir estos asaltos es el “ágil” sistema de pagos compensatorios que se han implantado.

Por otro lado, recordó la situación jurídica en la que se encuentra la caza del lobo al norte del Duero, tras una serie de sentencias dictadas por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, y los cambios normativos realizados por la Junta para adaptarse a dichas sentencias, por las que actualmente no se puede cazar a la especie en esta zona, donde la especie es cinegética.

Por su parte, Suárez-Quiñones expresó a los integrantes de la Mesa la “firme intención” de la Junta de trabajar para que el lobo pueda ser cazado de forma “sostenible” y mantenga su estado de conservación favorable al norte del Duero.

PROGRAMA LIFE

Ayer, también se conoció el plan de actuaciones previsto para 2019, en el que destaca la presentación de un “ambicioso” programa Life ‘Wolf & Livestock’ que propone soluciones para la coexistencia entre el lobo y la ganadería al sur del río Duero en Castilla y León.

Asimismo, la Consejería informó a la Mesa del Lobo de las conversaciones mantenidas con la Comisión Europea y el Ministerio de Transición Ecológica, en el marco de la ‘Estrategia sobre la aplicación de la Directiva 92/43/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1.992, (Directiva Hábitats) para la Naturaleza, el Hombre y la Economía’, con el objetivo de buscar fórmulas “más flexibles” en la aplicación de las directivas.

También, ha informado sobre la visita, posiblemente en septiembre, a la región francesa de Rhône-Alpes para conocer las actuaciones llevadas a cabo en el marco de otro programa LIFE y establecer estrategias conjuntas en el marco de la Unión.