La Junta aprueba su adhesión al fondo de Facilidad Financiera

El Ejecutivo regional podrá acceder a un préstamo de 50 millones en condiciones ventajosas

33
22 01
El global de recursos asignados a Castilla y León en 2018 con cargo a este mecanismo se eleva a 1.649,3 millones. / E. p.
Publicidad

El Consejo de Gobierno aprobó la adhesión de Castilla y León al compartimento de Facilidad Financiera para acceder a 50,4 millones de euros a través de un préstamo en condiciones ventajosas. Con esta partida, el global de recursos asignados a Castilla y León en 2018 con cargo a este mecanismo se eleva a 1.649,3 millones, una cuantía que permite a la Junta cubrir íntegramente sus necesidades de liquidez en el ejercicio actual.

La Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos fijó a lo largo de este año la distribución trimestral de recursos entre las autonomías con cargo al Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas. La última asignación para Castilla y León (que se adhirió a la Facilidad Financiera para 2018 mediante Resolución de 26 de diciembre de 2017 de la Secretaría de Estado de Hacienda) se produjo por acuerdo del órgano estatal el pasado 25 de octubre.

El montante fijado en esta ocasión asciende a 50,4 millones de euros y se corresponde con el segundo y último tramo del déficit excedido de 2017. Para acceder a este importe, es preceptivo que el Consejo de Gobierno acuerde la incorporación de Castilla y León al compartimento de Facilidad Financiera. Se trata de un trámite regulado en el Real Decreto-Ley 17/2014, de medidas de sostenibilidad financiera de las comunidades autónomas y entidades locales y otras de carácter económico, al que se dio cumplimiento.

La financiación se instrumentará mediante una nueva adenda al préstamo inicial de 618,31 millones de euros suscrito el 8 de marzo de este año, por el que materializó la adhesión de la Junta al citado mecanismo en el primer trimestre. Las condiciones de esta nueva operación serán semejantes a las estipuladas en anteriores créditos suscritos con cargo a este Fondo.

En concreto, el plazo de devolución será de 10 años –con dos de carencia y los ocho restantes de amortización– y el tipo de interés el equivalente al coste medio de la deuda del Estado a un plazo similar.

Con este crédito, el volumen de recursos que va a obtener Castilla y León con cargo a la Facilidad Financiera en el presente año 2018 asciende a 1.649,3 millones. Esta cantidad permite a la Junta hacer frente tanto a las necesidades de endeudamiento del presente ejercicio, como a las derivadas de la desviación del déficit del anterior. Conviene recordar que, además de ofrecer financiación en condiciones atractivas, la adhesión a esta herramienta no conlleva condicionalidad fiscal, es decir, que su uso exime a la Comunidad de tener que elaborar un plan de ajuste.