La Junta adapta los servicios sanitarios a las personas autistas

El programa ‘Mejorando juntos’ ya se ha implementado en algunos hospitales de Valladolid

82
33 01
El programa ‘Mejorando juntos’ se implantó como experiencia piloto en el Hospital Universitario Río Hortega. / E. p.
Publicidad

La Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha el Proyecto salud y discapacidad ‘Mejorando juntos’, destinado a ayudar a los pacientes con autismo de la Gerencia Regional de Salud. Esta acción comenzó su andadura en febrero de 2016 y se ha implantado como experiencia piloto en el Hospital Universitario Río Hortega y en el área de atención primaria Valladolid Oeste.

Esta iniciativa se desarrolla en el marco del Programa de Atención Sanitaria Integral (ASI), cuya meta es capacitar a los profesionales sanitarios para identificar las características especiales de sus pacientes y adecuar sus servicios a las mismas, según indicó la Junta.

La realidad es que los hospitales y centros de salud pueden convertirse a veces en entornos poco accesibles para las personas con discapacidad intelectual. Para solucionar este problema, la asistencia que se les ofrece no debe limitarse a valorarlos desde un punto de vista exclusivamente clínico, sino que se deben atender también las otras necesidades que se ponen de manifiesto cuando estas personas acceden a los servicios sanitarios.

Para detectar cuáles son las medidas que se deben tomar para ayudar a los ciudadanos con trastornos del espectro autista se ha creado un grupo de trabajo en el que el personal sanitario, tanto de atención primaria como de especializada, colabora con representantes de las instituciones especializadas en este colectivo, como son la Fundación Personas y Autismo Valladolid. Asimismo, se ha realizado una encuesta, dirigida a 38 médicos y enfermeros de atención primaria, para detectar los problemas más frecuentes que presentan las personas con discapacidad intelectual que pasan por sus consultas.

Así, como fruto de esta labor conjunta ya se han puesto en marcha varias acciones encaminadas a adaptar, en la medida de lo posible, la organización y funcionamiento de los servicios de salud a las personas con autismo, como por ejemplo la organización de actividades formativas dirigidas a médicos, enfermeros y TCAE de las unidades y servicios de urgencias, pediatría y de aquellas especialidades a las que acuden con mayor frecuencia este tipo de pacientes. Los cursos son impartidos por psicólogos de la Asociación Autismo Valladolid y ya han participado en ellos 99 profesionales sanitarios.

Además, se incluyó en el proyecto la figura de la enfermera gestora de casos, profesional que resuelve las dudas de los familiares y pacientes incorporados al proyecto, al tiempo que les ayuda a realizar trámites y a gestionar las citas sanitarias. Por último, se añadió una identificación especial para las personas con trastorno del espectro autista dentro de los sistemas de información del Hospital Universitario Río Hortega y en su historia clínica, con el fin facilitar su individualización de cara a cualquier servicio que deba atenderlos.

FuenteEuropa Press
Compartir