La diócesis llora el fallecimiento de Domiciano Monjas

2229

La diócesis de Segovia, y la sociedad segoviana en general, llora el fallecimiento del sacerdote Domiciano Monjas Ayuso, que murió ayer a los 87 años de edad, y que deja tras de sí una ingente labor pastoral en la provincia.

Nacido en Anaya en 1931, recibió la ordenación sacerdotal en julio de 1955 y emprendió una larga y fructífera labor pastoral que comenzó en la localidad segoviana de Labajos, para posteriormente trasladarse a Segovia, donde ejerció su ministerio sacerdotal en la parroquia de Santo Tomás y después en el Cristo del Mercado, donde concentró la mayor parte de su trabajo diocesano.

Hombre afable y caracterizado por su buen humor, Monjas Ayuso  fue durante muchos años el responsable de la Delegación Diocesana de Ecumenismo, estableciendo canales de diálogo muy fructíferos entre las distintas confesiones religiosas que residen en la provincia; y su talante dialogante y humilde le llevó a granjearse el respeto y el afecto de sus responsables.

Gran aficionado a la lectura y la poesía, publicó varios libros, siendo el último el titulado ‘¿Merece la pena ser cura?’ en el que reflexionaba desde su particular punto de vista sobre el sacerdocio.

El funeral por el eterno descanso de su alma tendrá lugar hoy a las 12 del mediodía en la parroquia del Cristo del Mercado, y posteriormente sus restos mortales recibirán cristiana sepultura en el Cementerio del Santo Ángel de la Guarda.