La Socarrera es una de las áreas recreativas de la ruta cicloturista. /E. A.
Publicidad

La iniciativa se enmarca dentro de las subvenciones destinadas a entidades locales con población inferior a 20.000 habitantes para financiar actuaciones de mejora de la calidad en las infraestructuras turísticas. Estas ayudas fueron convocadas por la Consejería de Cultura y Turismo.

Este proyecto continua desde hace 12 años intentando rehabilitar los elementos de interés cultural, etnográfico y natural. Con planes como la creación de áreas recreativas favorece la instalación de empresas de turismo activo y rural. A su vez se promociona el enclave natural Parque Natural y Parque Nacional en el que se encuentran las poblaciones, facilitando el acceso con infraestructuras de ocio y recreo.

En la zona existía el “Camino Natural de la Cañada Real Soriano Occidental”. Con este proyecto se crean sinergias con esta vía y a la vez se le comunica con la localidad y sus dos barrios, Valle de San Pedro y La Salceda, a través de la ruta cicloturista. Cabe destacar que no hay ninguna infraestructura de este tipo hasta el momento que atraiga a estos turistas.

Ha sido un proyecto homogéneo con varias actuaciones directas relacionadas entre sí. Por un lado se realizó un estudio de la ruta y se elaboró un panfleto. Más tarde se señalizó la ruta instalando estacas direccionales y postes con información en cada área recreativa. Asimismo, al aprovechar la red de senderos existentes la afección ambiental ha sido inexistente.

A su vez se ha actuado favoreciendo el acceso a personas con discapacidad motora y sobre elementos de interés de arquitectura tradicional dado que se ha arreglado una fuente manantial y se ha embellecido el recurso con la instalación de mobiliario.

Es la primera ruta señalizada y certificada por IMBA España en la provincia y será incluida en su el Registro Nacional de Rutas para Bicicletas de Montaña y en la cartografía del Instituto Geográfico Nacional y el Centro Nacional de Información Geográfica.