Junta y oposición reciben con recelo el apoyo de Rajoy a la minería

El Ejecutivo recuerda que lo importante es cumplir el Plan del Carbón, mientras que PSOE y Podemos critican el anuncio del presidente del Gobierno cerca de las elecciones generales.

0

El anuncio lanzado el pasado martes en León por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que iba a aumentar en los próximos años los fondos destinados a apoyar las comarcas mineras siguió creando ayer reacciones entre las diferentes administraciones y partidos políticos de Castilla y León quienes, en mayor o menor medida, mostraron sus recelos ante este compromiso.

Así, el director general de Energía y Minas, Ricardo González Mantero, aseguró en la capital leonesa que dicha promesa “está muy bien”, pero insistió en que lo prioritario es el cumplimento del Convenio Marco de Actuación 2013-2018 relativo al sector, conocido como el Plan del Carbón.

Mantero se refirió además a las palabras del presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y aseguró que “su posición fue bastante clara y de lo que habló fue de apoyar a la minería del carbón, el tema de infraestructuras está muy bien, pero pensamos que la actividad económica está en el sector minero”.

Además, afirmó que el Plan del Carbón también contempla 250 millones de euros destinados a infraestructuras, pero que aún no se ha firmado, ni se ha puesto en marcha. “Está muy bien hacer cosas, pero hay que empezar por cumplir el convenio marco existente”, recalcó.

Más críticos fueron los partidos de la oposición como Podemos y PSOE. Así, el coordinador regional del primero, Pablo Fernández, calificó de “absolutamente vergonzosos” dichos anuncios y afeó la “connivencia” del presidente de la Junta. Además, lamentó que lleguen a tres meses de las próximas elecciones generales y acusó al PP de asegurar que se preocupa por la minería cuando es el que ha certificado la “sentencia de muerte” de este sector.

Fernández cuestionó la promesa ahora de unos fondos “sin cantidad ni criterios” y que se vaya a resolver con la creación de un grupo de trabajo. Por todo ello, instó tanto a Rajoy como a Herrera a que pidan explicaciones y la dimisión del ministro de Industria, José Manuel Soria, por haber “condenado” a la minería del carbón en Castilla y León. En este punto, recordó que la propia Audiencia Nacional ha condenado el Ministerio a pagar 50 millones de euros a dos empresas mineras por unas ayudas correspondientes a 2012.

Por su parte, el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, ironizó sobre la posibilidad de que Rajoy saque el dinero comprometido de una ‘caja B’ ya que, según recordó, en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2016 no hay consignada ninguna partida para esta materia.

Por eso, Tudanca consideró esta promesa como “una mentira más” del PP y una “falta de respeto” hacia la Comunidad. Además, y tras advertir de que el futuro de la minería del carbón en Castilla y León es “absolutamente negro”, cargó contra Mariano Rajoy por ofrecer como solución y tras casi cuatro años al frente del Gobierno de la nación con “recortes y más recortes” la creación de un grupo de trabajo y nuevos fondos que no están contemplados en los presupuestos.

Tudanca ironizó también sobre que ese anuncio se produjese en lo que ha considerado “un diálogo de besugos, pactado y escrito” con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y criticó también la “desvergüenza” que supone que el Gobierno regional se haya felicitado por ese compromiso de nuevos fondos. “Mentira tras mentira”, resumió Tudanca.

Por último, el portavoz del PP en las Cortes, Carlos Fernández Carriedo, advirtió a su homólogo socialista que no es el más legitimado para hablar de minería pues ayudó con su voto al cierre de muchas explotaciones en la Comunidad.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aprovechó su visita el pasado martes a Castilla y León durante la inauguración del AVE a Palencia y a León para anunciar “recursos adicionales” en los próximos años para reactivar las comarcas mineras.

Además, reconoció que su equipo creará una mesa de trabajo para encontar la mejor solución para dar salida a estas comarcas tras reconocer ser conocedor de la difícil situación que atraviesan sus ciudadanos y las empresas que se dedican al sector minero.