Junta y sindicatos avanzan hacia las 35 horas a partir del 1 de junio

La implantación de esta jornada laboral requiere de modificaciones normativas

100
En el caso de los cuerpos docentes no universitarios la aplicación de la reducción será a partir del uno de septiembre.
Publicidad

La Junta de Castilla y León y UGT, CCOO y CSIF elaboraron ayer un documento para avanzar en la implantación de la jornada laboral de 35 horas a partir del próximo 1 de junio y del 1 de septiembre en el caso de los docentes no universitarios, aunque los sindicatos tendrán que analizar los matices y decidirán el próximo lunes si lo firman o no.

El secretario de la FESP de UGT de Castilla y León, Tomás Pérez, explicó ayer que todavía no firmaron nada; su sindicato quiere una vuelta inmediata a las 35 horas para los empleados públicos y aunque están de acuerdo en el preacuerdo redactado ayer ahora “deben analizarlo bien”, ya que tiene “muchos matices”.

Según explicó la Consejería de la Presidencia en un comunicado, se alcanzó un preacuerdo tras una larga reunión que desde primera hora de ayer por la mañana tuvo comisión de seguimiento del acuerdo marco firmado con las prioridades en función pública y para que los empleados públicos recuperaran derechos en esta legislatura.

En el comunicado se recuerda que esa implantación de la jornada de las 35 horas, dos horas y media menos que actualmente, para los 85.000 empleados públicos requiere de modificaciones normativas y la adaptación de los calendarios laborales, lo que puede demorarse unos meses.

Y para hacer posible la efectividad de las 35 horas desde el 1 de junio, se aplicarán transitoriamente los acuerdos adoptados en materia de jornada; pero además se mejora el acuerdo anterior para que los días de compensación de 2019 se disfruten en su totalidad antes del 31 de marzo de 2020.

horas lectivas

En el caso de los cuerpos docentes de enseñanzas no universitarias, se realizarán las actuaciones que implanten la aplicación de la jornada laboral de 35 horas en las partes lectivas, complementarias y de libre disposición a partir del 1 de septiembre de 2019.

Desde el CSIF, su secretaria de Acción Sindical Autonómica, Raquel Fernández, coincidió con UGT en que todavía no se ha firmado nada, y en su caso convocó un consejo autonómico el próximo lunes para ver si lo rubrican o no.

En el preacuerdo redactado, según la Consejería de Presidencia, las partes piden al Gobierno que se forme tras las elecciones la necesidad de realizar las modificaciones normativas necesarias para implantar la jornada de las 35 horas antes de finalizar la vigencia de los acuerdos de jornada.

En el caso de que no sea posible aprobar los textos antes del 30 de septiembre, solicitan al Gobierno de la Comunidad a prorrogar los acuerdos hasta que se produzcan las modificaciones normativas necesarias.

Y, por su parte, la Junta de Castilla y León se compromete a elaborar la propuesta de modificación de los textos normativos y propuesta de calendarios laborales para octubre, noviembre y diciembre de 2019 antes del 24 de junio de 2019 para avanzar en su aprobación.