Junta y Gobierno buscan reducir los accidentes laborales en carretera

Coordinarán diversos seminarios de prevención y planificarán proyectos de investigación

18
Las autoridades de ambas instituciones suscriben un acuerdo sobre siniestros de tráfico ‘in itinere’ o ‘in misio’. / e. p.
Publicidad

La Junta de Castilla y León y el Gobierno central han ‘declarado la guerra’ a los accidentes laborales en carretera, lacra que en 2017 se cobró la vida en la Comunidad de dieciocho trabajadores, fruto de los 3.126 siniestros de tráfico sufridos bien ‘in itinere’, en el trayecto de casa al centro de trabajo, o ‘in misio’, durante la jornada laboral.

Para ello, ambas administraciones, representadas en el primer caso por el consejero de Empleo, Carlos Fernández Carriedo, y en el segundo por la jefa coordinadora de la Dirección General de Tráfico en Castilla y León, Inmaculada Matías, esta última por delegación de Pere Navarro, en un acto presidido por la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, suscribieron ayer el denominado ‘Compromiso por la Prevención en Seguridad Vial Laboral’.

El mismo establece una serie de compromisos y actuaciones en materia de tráfico para la mejora en los desplazamientos relacionados con el trabajo, con el objetivo de mejorar la seguridad vial en esta Comunidad autónoma, donde durante 2017, último año con datos consolidados, se contabilizaron 3.126 accidentes de tráfico laborales, de ellos 2.427 ‘in itinere’ y otros 699 ‘in misio’, en el primer caso con diez fallecidos y 32 graves y en el segundo con 8 muertos y 12 graves.

“Los accidentes de tráfico y sus enormes consecuencias humanas, sociales y económicas constituyen un problema de seguridad pública, un problema de salud pública y un problema social. Los accidentes no son casuales, sino que son evitables. Como dice la Comisión Europea, la seguridad vial es una responsabilidad compartida entre todos los agentes públicos y privados”, incidió Barcones.

La delegada se muestra convencida de que el acuerdo suscrito permitirá combatir una lacra que en España se tradujo en 2017 en 67.500 siniestros laborales de tráfico, el 11,5 por ciento de todos los accidentes de trabajo, de ellos 122 ‘in itinere’ y 80 ‘in misio’, con el resultado de 202 fallecidos, que representan un tercio del total de 618 trabajadores muertos en accidente laboral en el país.

El consejero de Empleo, Fernández Carriedo, destacó que además de la principal pérdida, como es la salud o incluso la vida del trabajador, los accidentes de tráfico constituyen una de las principales causas de absentismo laboral, por lo que no sólo constituyen un grave problema de seguridad de la empresa, sino que además se convierten en causante de un grave perjuicio económico, que desde el punto de vista de la prevención de riesgos laborales puede ser minimizado.

Ambas administraciones se comprometen al intercambio de documentación científica y de publicaciones relacionadas con la seguridad y salud laboral; planificar seminarios, coloquios, congresos y simposios; desarrollar proyectos de investigación de interés común en el ámbito de sus respectivas competencias en materia preventiva de seguridad y salud laboral y realizar cuantas actuaciones estimen convenientes, en este sentido.