La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto junto a la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto junto a la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo. / e.p.
Publicidad

La Junta de Castilla y León y el Ministerio de Industria se comprometieron ayer a sentarse con los empresarios interesados en la compra de Isowat Made, la mercantil radicada en Medina del Campo (Valladolid) en proceso de liquidación, con el fin de poner sobre la mesa las ayudas que ambas administraciones pueden ofrecerles para acompasar la inversión que tendrían que realizar para evitar su cierre.

Si el martes la titular de Industria, la vallisoletana Reyes Maroto, se reunía con el comité de empresa, la delegada del Gobierno, Virginia Barcones, y la alcaldesa de la localidad, Teresa López, para conocer la situación y dirigirse a la Junta para pedir un encuentro con sus responsables económicos, el ‘guante’ lanzado por la ministra fue recogido con presteza por la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, ya que ambas mandatarias abordaron en el día de ayer en la Delegación del Gobierno la forma de relanzar la actividad industrial de MADE.

De hecho, Maroto y del Olmo, que comparten la opinión de que es preciso mantener a toda costa la vida empresarial de Isowat Made, dada la repercusión que su cierre tendría en la comarca, donde genera 94 empleos directos y más de 300 indirectos, prometieron “trabajar conjuntamente” para garantizar su permanencia, para lo cual anunciaron su propósito de entrevistarse con los posibles inversores para facilitar la tarea.

En este sentido, la titular de Industria, en declaraciones recogidas por los medios, recordó que en la actualidad hay dos empresas interesadas, una vasca y otra extremeña, y que el propósito de las dos administraciones es ofrecerles “seguridad jurídica y poner sobre la mesa el marco de ayudas que acompañen a la inversión que habrá de realizar el nuevo comprador para reflotar la empresa”.

La titular de Economía y Hacienda de Castilla y León, por su parte, agradeció la implicación del Gobierno central en un proceso en el que hasta el momento, tal y como recordó, se ha logrado evitar la presentación de un expediente extintivo y el cierre de la factoría castellanoleonesa dedicada a la fabricación de las estructuras metálicas que sirven para diseñar torretas y herrajes.

Ayudas

“Made necesita una inversión fuerte, y ahí estamos nosotros, las dos administraciones, para ayudar al empresario que se haga cargo de ella”, sostuvo Del Olmo. Al margen del ofrecimiento de ayudas y todo tipo de colaboración a los posibles inversores, la consejera también incidió en la necesidad de atender la grave situación económica por la que atraviesa la plantilla, a la que se adeudan cerca de siete nóminas, por lo que anunció que la delegada del Gobierno, la socialista Virginia Barcones, se ha comprometido a realizar gestiones con el Fogasa para que los trabajadores puedan cobrar sus salarios.

Sobre la posibilidad de que varios inversores adquirieran distintas líneas de producción de Made, Del Olmo no descartó nada pero entiende que “lo normal sería que una empresa se quede con todo, no sólo con una parte”, al tiempo que achacó la lentitud del proceso en el que se encuentra la mercantil de Medina, en concurso de acreedores y pendiente también de un ERTE, a que ahora las decisiones las toma el administrador concursal y éstas han de ser validadas por un juez.

“Las cosas de palacio van despacio”, puntualizó. Al margen del ofrecimiento de ayudas y todo tipo de colaboración a los posibles inversores, la consejera también incidió en la necesidad de atender la grave situación económica por la que atraviesa la plantilla, a la que se adeudan cerca de siete nóminas, por lo que anunció que la delegada del Gobierno, la socialista Virginia Barcones, se ha comprometido a realizar gestiones con el Fogasa para que los trabajadores puedan cobrar sus salarios.