Herrera denuncia que la financiación «quiebra gravemente» la igualdad y «maltrata» a la Comunidad

El jefe del Ejecutivo autonómico señala que no se garantiza el mantenimiento de las políticas sociales en Castilla y León, aunque asume que no puede rechazar más recursos netos.

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, aseguró ayer que el nuevo modelo de financiación autonómica planteado por el Gobierno «quiebra gravemente» los principios de «igualdad, solidaridad y suficiencia» y «discrimina» y «maltrata» a la Comunidad con una ponderación abusiva del facto poblacional, aunque asumió que Castilla y León no puede rechazar más recursos netos, porque los necesita.

El jefe del Ejecutivo regional denunció el «marco de tremenda inseguridad» de la propuesta del Gobierno y sustanció que el Ministerio de Economía y Hacienda sitúa entre los 497 y los 520 millones los fondos adicionales que percibirá la Comunidad en 2012, una horquilla a la que «no llegamos de ninguna manera», expuso.

En este sentido, incidió en que las cifras del Ministerio para la región «son hipótesis de liquidación» que no están vinculadas a un cuadro de evolución económica, con previsiones de recaudación. De hecho, agregó que no se conoce la liquidación negativa de 2008, que se estima en 6.000 millones para el conjunto de las autonomías, que deberán devolver esos fondos al Estado. El presidente insistió, así, en la «enorme incertidumbre» tanto en las cifras concretas, como en su evolución futura, y comentó, en esta situación de «luces y sombras», que la propuesta no aporta garantías sobre el mantenimiento de las política sociales en la región.

Herrera, quien aclaró que en la reunión de mañana del Consejo de Política Fiscal y Financiera, así como en las negociaciones bilaterales con el Gobierno, la Junta adoptará la posición «más responsable» en defensa de los intereses de la Comunidad y de los principios constitucionales «sagrados» de igualdad, solidaridad y suficiencia, y sin «ningún tipo de alineación de carácter partidista», trató de dar respuesta a si se «mejora, mantiene o empeora» la situación, a lo que contestó que «depende». En este sentido, recordó que con los 11.000 millones adicionales, todas las autonomías ganan en términos absolutos.

Sin embargo, según los cálculos de la Junta, en 2009 la región recibiría 317,5 millones, en 2010, 464,2 y en 2011 y 2012, «aunque no hay ninguna base para poder conocerlo», en torno al 30% sobre las partidas de 2009 (unos 95,5 millones más), cifras alejadas de las previsiones del Gobierno. Aún queriendo dar credibilidad a la horquilla del Ministerio, con los 500 millones Herrera constató que «Castilla y León pierde peso en términos relativos». Así, precisó que esos fondos representan el 4,5% del global de partidas adicionales, cuando la región alberga el 6% de la población y el 6,4 en términos ajustados. Por ello, sentenció que Castilla y León ha sufrido «trato discriminatorio, un maltrato», con una ponderación de la población abusiva a favor del interés de Cataluña y autonomías como Andalucía.

Herrera trasladará hoy todos los detalles de la propuesta del nuevo modelo para la Comunidad remitida por el Gobierno central a los portavoces de los grupos en las Cortes, en una reunión que comenzará a las 10 horas.

FuenteICAL 
Compartir