El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, visita la fábrica de Siemens en Lerma.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, visita la fábrica de Siemens en Lerma. / jcyl
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, pidió ayer al Gobierno central “decisiones correctas” que frenen la desaparición del tejido industrial en las cuencas mineras. Herrera, quien inauguró en la localidad burgalesa de Lerma las nuevas instalaciones de la firma Siemens Gamesa, señaló que la minería del carbón y las centrales térmicas sufren en la actualidad “gravísimas amenazas” en un proceso que no está siendo de transición ecológica ordenada, sino de “abrupta” desaparición del tejido industrial competitivo existente.

En este sentido, destacó que aún es posible revertir esta situación si se adoptan desde el Ejecutivo central las medidas que se precisan y que, en cualquier caso, deben pasar por disponer de alternativas industriales en las cuencas mineras, en las que las energías renovables deben jugar un papel esencial.

Referente nacional

Al respecto, el presidente de la Junta explicó que la Comunidad registra datos que la sitúan como referente nacional en la generación eléctrica con renovables, a la vez que sostuvo que Castilla y León es una comunidad autónoma “energéticamente privilegiada”, netamente exportadora de electricidad y que en los tres primeros años de esta legislatura ha generado, de media, el once por ciento de las necesidades eléctricas de toda España.

En esa generación de energía, las renovables han supuesto el 65 por ciento de la generación total de energía eléctrica de la Comunidad, casi 30 puntos por encima de la media nacional, tras ratificarse como la primera productora de energía eólica del país.

De cara al futuro, Juan Vicente Herrera explicó que las expectativas de desarrollo de las renovables en Castilla y León son “muy positivas” y recordó que a corto plazo los proyectos que han resultado adjudicatarios de subastas de renovables supondrán la puesta en funcionamiento de casi 700 megavatios eólicos, 82 fotovoltáicos y 50 de biomasa eléctrica.

Por ello, el presidente de la Junta animó a compañías como Siemens Gamesa a seguir contribuyendo con fuerza al potencial industrial, a la generación de empleo y al despliegue de las energías renovables en el territorio.

Gamesa es en la actualidad uno de los principales fabricantes de aerogeneradores, con una posición de liderazgo en el mercado nacional y también en la Comunidad, donde posee factorías en el municipio soriano de Ágreda, la capital burgalesa y la localidad de Lerma.

Las plantas de Gamesa en Castilla y León contabilizan más de 430 empleos, lo que supone en torno al diez por ciento de su plantilla total en España.