Herrera y Maroto exigen por carta la paralización del ERE en Vestas

El presidente regional y la ministra de Industria piden una reunión “urgente” con la empresa

42
27 01
Manifestación de los trabajadores de Vestas por el cierre de la planta industrial. / europa press
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, y la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, enviaron una carta conjunta al presidente del Consejo de Administración de Vestas Wind System A/S, Anders Runevad, en la que le exigen la paralización del Expediente de Extinción de Empleo para los trabajadores de la planta de Villadangos del Páramo (León), al tiempo que reclaman “con urgencia” una reunión “al máximo nivel” entre la empresa y ambas administraciones.

Así lo anunció la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, quien insistió en que no se tome la decisión de cierre hasta haber escuchado las alternativas de viabilidad que existen para la fábrica.

Tras recordar los alrededor de 13 millones de euros recibidos en ayudas a través de fondos europeos, Marcos advirtió de que la actuación de esta multinacional danesa “debe ser conocida por todos los países europeos”, pues se ha beneficiado de ayudas comunitarias para proceder, una vez vencido el plazo para devolver las mismas, de un caso de “deslocalización” para asentarse “fuera de la Unión Europea”.

Por lo que se refiere a la misiva, que rubrican tanto Herrera como Maroto, el texto traslada el “absoluto rechazo” de los ejecutivos regional y central a una decisión industrial “tremendamente desacertada, injusta, abusiva e irresponsable” por parte de una multinacional que ha contado con el “inequívoco apoyo financiero” de ambas administraciones y que “afectará muy negativamente al prestigio e imagen global” de la compañía.

Asimismo, el texto alude al “disgusto y sorpresa” por el anuncio de cierre antes de que se celebrara la reunión programada para el lunes 3 de septiembre entre empresa y Gobierno de España, a la vez que recuerda que el cierre de la fábrica de Villadangos afectaría directamente a 500 trabajadores e indirectamente a otros 2.000 en la provincia leonesa.

PETICIÓN DE REUNIÓN

Ante esto, solicita la reunión para “analizar y explorar la actual situación y las alternativas industriales para el mantenimiento de la actividad productiva y del empleo, pero hasta entonces reclama la paralización del expediente de extinción.

Marcos subrayó que la Junta mantiene abiertas “todas las vías” para lograr que se mantenga la actividad de la planta de Villadangos, si bien ha descartado la opción de expropiar las instalaciones de la empresa tal como sugirió Izquierda Unida.

Asimismo, insistió en que si la razón que explica el cierre es un cambio en el formato de aerogeneradores que requieren maquinaria no disponible en Villadangos, ésta puede instalarse allí, donde “ya hay una fábrica y trabajadores formados”, en lugar de clausurarla para abrir otras en China o India.

FuenteEUROPA PRESS
Compartir