21 01
Herrera y Sánchez en un acto anterior.
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, tildó de “graves y deplorables” las irregularidades desveladas en dos residencias de ancianos de la Comunidad, tras lo que ha defendido la “profesionalidad” de los servicios sociales y de las inspecciones, aunque defendió que son “casos aislados”.

Herrera respondió de este modo a las preguntas planteadas por el portavoz de Podemos, Pablo Fernández, y del PSOE, Luis Tudanca, ya que ambos decidieron que sus cuestiones en la sesión de control se refirieran a este asunto con el fin de exigir una actuación inmediata para, como ha reseñado el líder socialista, devolver la “dignidad” que han “robado” a los ancianos de la Comunidad con los “recortes”.

En concreto, en respuesta a la pregunta planteada por ambos portavoces, el presidente ha defendido que por parte de la Junta no se actuó con “laxitud” y ha insistido en que se trata de dos casos “aislado” en una red de 700 residencias. “Es poco decente generalizar ante dos casos graves en relación a una red bien valorada por su buen servicio a los mayores”, aseveró.

El presidente de la Junta detalló ante el hemiciclo que la Consejería de Sanidad a través de los servicios de Salud Pública y Seguridad Alimentaria cuenta con una red de 531 inspectores y 41 profesionales que realizaron miles de inspecciones, a lo que ha sumado las acciones impulsadas desde la Consejería de Familia que vigila todos los centros con 60 inspectores.

En concreto, en el caso de las dos residencias denunciadas Juan Vicente Herrera recordó que en la de Babilafuente (Salamanca) se han realizado 25 actuaciones de control frente a 14 en Castellanos de Moriscos sin que en materia alimentaria se advirtieran incumplimientos graves.
No obstante, en materia de Seguridad Social se realizaron 14 inspecciones, seis en Babilafuente y ocho en Castellanos de Moriscos que se saldaron con multas de 66.000 euros en el primer caso y de 15.000 en el segundo.

Por su parte, Pablo Fernández insistió en la necesidad de incrementar el número de inspectores para “romper” con situaciones como las visibilizadas en ambas residencias. “Estoy absolutamente horrorizado, muestran las vergüenzas de su Gobierno y su falta de preocupación por nuestros mayores”, manifestó.

“Ponga un Chicote en su vida”, reclamó Fernández a Herrera, quien consideró “muy triste” que España conozca “con horror” una realidad ante la que la Junta hace “oídos sordos” y “dejación de funciones”.

“Dónde queda el control administrativo y la vigilancia”, se preguntó Fernández, quien recordó en Podemos lleva “años” denunciado esta situación en las Cortes. “Esto es un bochorno, abogamos por residencias enteramente públicas que no pueden ser nunca un derecho ni un negocio”, manifestó.

“Estamos hablando de casos aislados”, aseveró, tras lo que ha detallado que en Castilla y León existen 47.000 plazas residenciales con una cobertura que dobla la media nacional, una media que merece todo el “respeto”.

Reunión Herrera-Sánchez

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, se reunirá con el jefe del Ejecutivo nacional, Pedro Sánchez, el próximo 27 de noviembre, según avanzó el presidente en su cara a cara con el portavoz del Grupo Socialista, Luis Tudanca. Herrera estaba pendiente de cerrar el encuentro bilateral con el presidente del Gobierno para analizar algunos de los asuntos de especial preocupación para la comunidad, entre ellos la reforma del sistema de financiación autonómica para mejorar cuestiones como la Ley de la Dependencia, “cargada de buenas intenciones” pero vacía de respaldo económico.