Herrera aclara que se representó a sí mismo en la manifestación de Colón

Podemos y PSOE critican el “uso partidista” de las instituciones por parte del presidente

69
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en las Cortes. / Europa press
Publicidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, aclaró ayer ante el Pleno de las Cortes que en la concentración celebrada en la Plaza Colón del 10 de febrero se representó a sí mismo, tras lo que auguró que la “matraca de odio y rencor” de Podemos le situará en la próxima legislatura “donde le corresponde” que, a su juicio, es en el Grupo Mixto.

El Pleno de las Cortes arrancó con sendas preguntas de los portavoces de PSOE y Podemos, Luis Tudanca y Pablo Fernández, en torno al “uso partidista” de las instituciones por parte del presidente al asistir a esa cita que, a juicio de ambos líderes de la oposición, estuvo convocada por la “ultraderecha”.

“Con mi presencia me representé a mí mismo, estuve en el ejercicio que me reconoce la Constitución, fui a defenderla porque creo en ella y fuera de ella no tendrá solución ninguno de los problemas actuales de Castilla y León”, aclaró el presidente.

Sin embargo, a pesar de esta explicación, el líder de Podemos consideró que Herrera ha sido “lobotomizado” por el actual presidente de su partido, Pablo Casado. “Es muy triste constatar que se ha convertido en el gallo político de la derecha, que ha doblegado la cerviz a los hijos putativos de Aznar, a la España que vuelve al NODO y al blanco y negro”.

Así, Fernández afeó que Herrera no se haya puesto al frente de manifestaciones para defender los problemas de Castilla y León, ya que, a su juicio, “lo que rompe España es la falta de justicia, la corrupción o los lacerantes sacrificios del mundo rural frente al urbano”. “Para ustedes la España de interior es un pañuelo de usar y tirar, nosotros queremos ser su voz”, aseveró.

Tras esta reflexión, Pablo Fernández lamentó que el PP se llame constitucionalista cuando sus miembros son unos “antisistema”. “Al PP se le llena la boca de España pero quieren una España en la que los ciudadanos sean lo menos importante, ustedes son unos patriotas de pacotilla”.

“Estaremos protegiendo a la gente y a España”, aseveró Pablo Fernández antes de mostrar ante el Hemiciclo la bandera de España. Este gesto provocó la ironía de Herrera quien trasladó a Fernández que “es la primera vez que hace algo serio desde el escaño”, tras lo que defendió su presencia en la Plaza de Colón para defender “la unidad de España y la convocatoria de unas elecciones”.

Así, el presidente de la Junta afeó los ejemplos de Podemos de “respeto” a las instituciones y entre ellos citó la manifestación en torno al Congreso en 2016, la concentración ante el Tribunal Supremo en noviembre de 2018 o la concentración en torno al Parlamento de Andalucía tras sus elecciones autonómica.

“Haga todo el teatro que quiera envuélvase como Sergio Ramos en la bandera, en esos objetivos no va a encontrar a la gente normal de Castilla y León, la mayoría está con la Constitución y con la unidad no con su matraca llena de odio y rencor que le colocará donde merece en el Grupo Mixto”, concluyó el presidente.

Asistir “obligado”

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista preguntó a Herrera si le remuerde la conciencia por haber participado en un acto “partidista” como el del pasado 10 de febrero, tras lo que consideró que el presidente asistió a ese acto “obligado”.

En este punto defendió que cada uno participe en los actos de protesta que considere y ha recordado su presencia en la del 1 de mayo en defensa de los trabajadores, la del 8 de marzo por la igualdad de género o en la que se defendió la sanidad pública frente a la presencia de Herrera en un acto convocado por la “ultraderecha”.

Tudanca rememoró la Declaración Institucional de mayo de 2015 en Castilla y León en defensa de España y su pluralidad y afeó que la portavoz de la Junta, Milagros Marcos, hablara en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno sobre esta protesta.

Así, Tudanca preguntó si le sobra tiempo a su gobierno tras situaciones como el nuevo “varapalo” judicial en torno a las oposiciones a médicos de familia. “Cómo si no tuviéramos problemas que atender, necesitamos un gobierno al 100 por 100”, defendió.

El presidente de la Junta defendió que su presencia es un “derecho constitucional”. “Es inútil que intente presentarme como un extremista un ultra, no lo he sido, no lo he sido nunca, siempre he buscado diálogo y acuerdo, he sido una persona leal”, insistió.

De este modo, recordó a Tudanca que para hablar de usos partidistas hay que ser “crítico” con uno mismo, un punto en el que se refirió al “primer mitin de campaña” del presidente, Pedro Sánchez, al anunciar la convocatoria de elecciones, o al “uso partidista” por parte del Gobierno del CIS, de RTVE o de la Abogacía del Estado.