Expertos prevén que la tasa de paro alcance el 20 por ciento en España el próximo año

El profesor titular de Análisis Económico de la Universidad de Valladolid (Uva), Ángel Martín Román, aseguró que la tasa de paro alcanzará el 20 por ciento de la población activa a comienzos del próximo año.

0

El profesor titular de Análisis Económico de la Universidad de Valladolid (Uva), Ángel Martín Román, aseguró que la tasa de paro alcanzará el 20 por ciento de la población activa a comienzos del próximo año.

Así lo anunció hoy en la inauguración de las II Jornadas de Análisis Económico de la Empresa y de las Instituciones que se desarrollaron en el Palacio de Mansilla, y donde varios expertos más explicaron con sus puntos de vista los fundamentos y previsiones sobre la actual coyuntura mundial y nacional.

Ángel Martín, también coordinador de las jornadas, dijo que el objetivo de las sesiones es “analizar los factores determinantes de la crisis”, sobre la que dijo reconoció que es más difícil salir de ella que entenderla.

Se mostró pesimista sobre las previsiones en el ámbito del empleo sobre el que dijo que se piensa que la tasa de paro “llegaría al 20 por ciento de la población activa a principios de 2010”, lo que puede traducirse, según la estructura demográfica de entonces, en torno a los cinco millones de parados.

Respecto a las últimas noticias sobre el alza en los mercados bursátiles, se mostró “escéptico sobre las fluctuaciones diarias de la bolsa, que reaccionan a veces sin una base sólida”. En todo caso apuntó que podría ser una señal de anticipación de cinco o seis meses de que “en el horizonte se atisbe un final positivo”, pero aún así se confesó “poco optimista”.

También participó en la jornada el director del Observatorio Socioeconómico de Segovia, Juan Antonio Folgado, quien analizó la crisis y su impacto sobre la economía española. En este sentido trazó un recorrido por los pasos que ha seguido, desde su origen en la construcción y luego en el sistema financiero norteamericano, y su contagio hacia el resto del sistema financiero internacional. También habló del impacto en la economía real de los principales países avanzados, entre ellos España, y de los motivos que están haciendo que el impacto esté siendo diferente.

Respecto a las previsiones de futuro, aseguró que la economía “no es una ciencia exacta, aunque se empleen las matemáticas, que sí lo son”. Pero aseguró que su duración dependerá “de las medidas que se pongan: la crisis va a durar mucho o poco en la medida que se tracen políticas económicas eficaces y de que haya coordinación entre las distintas administraciones”.

En esta línea, y sobre las posibilidades de control desde el Gobierno central, dijo que más que capacidad de maniobra, “tiene la obligación de aprovechar la crisis como una oportunidad de preparar la economía para que sea más competitiva y que todas las rutinas que se mantenían y no eran razonables, corregirlas”. En todo caso matizó que España no puede a solas corregir la crisis. Afirmó que en nuestro país “hacen falta reformas estructurales” y mejorar la competitividad y avanzar hacia otros sectores productivos diferentes a los que han tirado hasta ahora de la economía.