Estudian un trasplante directo de células del cordón umbilical en la médula ósea

La investigación persigue mayor efectividad y mejorar la respuesta de los pacientes con enfermedades hematológicas y oncológicas

1

Desde que en 1988 un grupo de investigadores franceses realizara el primer trasplante de sangre de cordón umbilical en un niño de cinco años con síndrome de anemia severa, esta técnica se ha realizado con éxito en pacientes que no encontraban un donante de médula ósea o de sangre periférica. El Hospital Clínico de Salamanca ha dado un paso más y trabaja en una nueva técnica en España que consiste en «inyectar directamente la sangre del cordón umbilical en la médula ósea», para que así no se pierdan células de cordón en otros tejidos diferentes a la médula, «que es la verdadera fábrica de las células de la sangre», según explicó la doctora responsable de la unidad de Trasplante Hematopoyético del centro, Dolores Caballero.

Este tipo de trasplantes se lleva a cabo cuando el enfermo no tiene hermanos compatibles para su tratamiento y cuando no se encuentra en los registros mundiales de donantes, médula o sangre compatible. Además, hay un segundo grupo de enfermedades hematológicas pero que no son cánceres, para las que también se utiliza, como en el caso de la médula ósea de un paciente que se ha destruido por un pesticida, por un insecticida o por un tóxico, lo que se conoce como plaxia medular grave, que puede ser mortal. La técnica también está indicada para enfermedades de la sangre hereditarias, como la talasemia, que provoca que no se fabriquen bien los glóbulos rojos.

Hasta ahora, el método utilizado consistía siempre «en transfundir la sangre del cordón a través de un catéter central», de modo que las células van a la sangre directamente para que luego la sangre las distribuya y se implanten finalmente en la médula ósea.

La doctora confiesa que hasta el momento están «muy satisfechos con los resultados». Los pacientes con los que se trabaja han respondido muy bien al injerto. Tras someterles a un tratamiento de quimioterapia y radioterapia, luego se les introducen las células.