En Castilla y León hay 263 familias que están a la espera de adoptar un niño

De ellas, únicamente 49 son para adopción internacional, 340 menos que en el año 2007.

259

Un total de 263 familias de Castilla y León solicitaron el año pasado la adopción de un menor, según los últimos datos facilitados por la Consejería de Familia. De ellas, sólo 49 lo hicieron en algún país extranjero, un dato bajo comparado con los que los registrados en España y mucho más si se echa la mirada atrás y se compara con los que buscaban un hijo en otro país en el año 2007, donde había 389 solicitudes.

Este descenso, que ya se viene acusando varios años atrás, se debe fundamentalmente a los distintos cambios de requisitos fijados por los diferentes países, así como a las paralizaciones que han establecido en sus sistemas algunos de los estados con los que más se tramitaba. Ambos elementos han hecho desistir a muchas familias castellanoleonesas y han provocado que no sólo no se inicien, sino que, incluso, lleguen a abandonarse.

Esta cifra hace referencia a las solicitudes nuevas registradas el año pasado, es decir, que son muchas más las familias que están esperando la llegada de un menor ya que el proceso de adopción suele alargarse durante varios años.

A pesar de todo, y como dato positivo, en 2013 llegaron a España 96 niños de países extranjeros para entrar a formar parte de una familia castellanoleonesa. De ellos, la mayoría procedían de China (24) y de Rusia (17), pero también llegaron de Filipinas (10), Vietnam (9), Etiopía (9), India (8), Marruecos (6), Colombia (4), Mali (4) y Burkina Faso, Lituania, Nicaragua, Tailandia y Ucrania, con uno cada uno.

Por otra parte, y en lo que adopciones nacionales se refiere, el año pasado se registraron 214 solicitudes nuevas de familias de la Comunidad de Castilla y León, 15 menos que en el año 2012 pero 58 más que en 2009.

Estos datos demuestran que, a pesar de que hay menos volumen de niños nacionales susceptibles de adopción, las familias tienden más a esta alternativa para no sufrir las paralizaciones ni los cambios en las normativas de países extranjeros en los que, aparentemente, podría ser más fácil lograrlo.

Junto al número de solicitudes cabe destacar que, el año pasado, 64 menores españoles fueron adoptados en Castilla y León. De ellos, 35 fueron niños y 29 niñas. En referencia a sus edades, la mayoría eran menores de dos años, 35, mientras que siete de ellos tenían más de seis años.

Segovia

En referencia a la provincia de Segovia, el año pasado 22 familias solicitaron una adopción, ocho de ellas en el extranjero. Si se compara con años anteriores, ambas solicitudes muestran la misma evolución que a nivel regional con un incremento de las solicitudes de adopción nacional y un claro descenso de las internacionales.

A pesar de ser bajas, el desnivel entre adopciones efectivas y solicitudes continúa estando muy desequilibrado porque únicamente 11 menores llegaron a ser adoptados en la provincia segoviana. Seis de ellos procedían de otros países, la mayoría de Vietnam, y el resto eran españoles. De los 11, seis eran menores de dos años, según las mismas fuentes.